18 noviembre, 2017

Mi primera vez (el pinchazo en carretera)

No lo había pensado hasta ahora, pero la verdad es que durante todos estos 11 años he tenido muchíiiiisimas "primeras veces", y podría perfectamente haber creado una categoría más en el blog (¡oh, dios mío, otra categoría más no!, pensaréis), pero sí, podría haberlo hecho y amenazo con hacerlo más adelante.

En este caso vengo a hablaros de mi primera vez con un pinchazo en carretera, lo que por supuesto incluye llamada a la grúa, taxi, arreglo del pinchazo/reventón y vuelta a casa con la rueda de repuesto, vamos, una asistencia de manual, y como coincide que tengo un blog y para qué si no, va a servir tener uno, voy a calentaros un poco la cabeza (publicidad mediante, para la compañía, que por un módico precio seguramente el próximo año me baje mucho la cuota tras haberla mencionado hoy).

Todo comenzó hace un par de fines de semana, cuando me disponía a viajar entre mis dos ciudades habituales junto a mi mujer y nuestro sobrino, todos mayores de edad y residentes actualmente en esas dos ciudades también.  La salida fue como todos los días, y efectivamente llevábamos cierta prisa, por estar anocheciendo, pero no influyó en nada.



El caso es que tras 20 ó 25 kilómetros, mi mujer notó algo raro en forma de sonido, pero como paró, no le hicimos caso... sí, era el momento del pinchazo. Uno o dos minutos después volvió a sonar de nuevo, pero en plan neumático degradándose y echando aire y seguramente chispas, así que rápidamente comencé a frenar y me dirigí hacia la cuneta, todos nerviosos y seguramente alguno a punto de volverse loco con la situación.

Sí, era la típica situación de "a mí no me está pasando, no puede ser verdad", por suerte tenía fácil arreglo, pero es un marrón que te comes sin comerlo ni beberlo (bueno, comerlo sí, supongo). Encima, para ir añadiendo más dramatismo a la situación, olía a quemado y la noche estaba comenzando a cerrarse.

Lo siguiente fue parar como mandan los cánones, aunque tras andar unos metros más para intentar buscar un sitio lo más visible posible, y salir del coche para poner algún triángulo de emergencia.

Preguntamos a mi sobrino, que aún está sacándose el carnet de conducir, y nos habló de poner sólo un triángulo en autovía y dos si hay dos direcciones, así que mi mujer fue preparando el chaleco reflectante y me lo puse, después me dio el triángulo, lo monté y fui corriendo a 50 metros para poner el dichoso triangulito.

Después volví para llamar a la compañía, pero recordamos que nos pedirían el kilómetro, y aunque de lejos veíamos una señal, volví a salir, recorrí 100 metros corriendo y recordé el dato de ser el 87 de la A-4, dirección a una capital andaluza. Así, llamamos a nuestra compañía, que rápidamente nos dijo que esperásemos ahí la llegada de la grúa y un taxi. ¡Bien, me cubre!

Mientras esperábamos, veíamos cómo cientos de coches pasaban a velocidades espectaculares, totalmente fuera de la ley muchos, y totalmente asustados rezando para que ninguno nos diera un golpe, muerte segura que sería. De hecho, alguno de ellos lanzó el triángulo contra el quitamiedos, así que tuve que volver a por él y ponerlo de nuevo.

Entretanto, una espectacular tormenta se desplegaba en las montañas junto a nosotros, por lo que a la noche cerrada, al frío y al estado de nervios se unía una magnífica exposición de rayos, truenos y centellas, que podríamos haber fotografiado para deleite de todos, pero que no hicimos por estar literalmente acongojados (palabra muy parecida a otra que se usa más y más barriobajeramente).



Tras 45 minutos esperando, llegó la grúa, y detrás de ellos un taxi. Pensábamos que nos tendríamos que volver hacia atrás, pero por lo visto según el seguro que tengas, ellos pueden y deben llevarte donde tú fueras, es decir, donde les digas (incluso pregunté qué pasaría si yo fuese para Salamanca, y me contestaron, que sí, que me llevaría el taxi ahí).

Por suerte, mi rueda de repuesto estaba en buenas condiciones, por lo que en la gasolinera más cercana me arreglaron el pinchazo, y nos dispusimos a volver a casa, eso sí, más despacio de lo normal por el miedo, llegando una hora y cuarto después de lo previsto.

¿Miedo? Pues sí, mucho cuando estás al borde del precipicio y con los coches pasando a velocidad del rayo a menos de 1 metro de ti, pero una vez que sabes que vendrán por ti, queda un gran alivio. Ni me quiero imaginar qué pasaría por la cabeza de los que se quedaran tirados hace 30-40 años cuando el seguro de asistencia era sólo una utopía...



Pues nada, así llegamos al final, pues el miércoles pasado cambié finalmente todas las ruedas del coche, que ya les tocaba y de camino reintegrando la de repuesto a su habitáculo, todos quedamos vivos y coleando, algunos más asustados que otros, pero en definitiva, una experiencia curiosa que por supuesto no recomiendo, pero que te enriquece como cualquier otra.

Nos vemos en la próxima "primera vez", quizá para entonces, sin duda que habrá una etiqueta o serie para ello.


13 noviembre, 2017

Poesía-experimento (4) en 219 segundos

Hacía ya hasta 5 años que no probaba a crear una de mis poesías-experimento en pocos segundos. Ya sabéis: ponéis una canción, comenzáis a escribir y acabáis justo antes de que la canción termine, y para nada retocáis, sólo ponerle el título tras acabar...

Ya tuvimos (poesía-experimento1, poesía-experimento2 y poesía-experimento3), y esta vez aunque ha sido en prosa (no recordaba ya cómo las había hecho la otra vez y salió como salió), aquí la tenéis:

Canción: "Souvenir" (Orquestral Maniouvres in the Dark)
Título: Los 80, cuando aún éramos inocentes

Goldwyn-Mayer presenta... y yo con estos pelos. 

Y los 80 aparecen de repente inefables, recordables, psicodélicos, cercanos, locos y francamente lejanos y casi casposos, pero a la vez románticos, inocentes y sin ápice alguno de alienación, totalmente naturales y transparentes.

Y así suena la melodía electrónica mientras se desvanecen los recuerdos por el paso del tiempo, mientras recuerdas aquellos maravillosos años, los 60 para muchos, los 80 para otros.

Época pasada que siempre fue mejor y que románticamente hablando resulta embriagadora de recordar, por su enorme abanico de matices, ahora perdidos, por su colorido ahora engrisecido, por su imaginativa capacidad para inventar, para evocar, retorcerse y volverse sobre sí para de nuevo seguir creando y creando más allá de los propios límites de nuestra imaginación.

Cuando aún la teníamos, cuando aún estábamos limpios, cuando aún éramos puros, cuando todo podía valer si se hacía sin mala intención, por el simple y puro arte, cuando ahora, tiempo después, todo se ha vuelto artificial e indolente, como un Souvenir...

02 noviembre, 2017

La app de pachangueros

Hoy os vengo a hacer una reseña de una aplicación para móviles llamada Pachangueros App 0.9 (versión Beta, de momento).

La aplicación está registrada, y surge para resolver un problema que cada vez más se acrecenta y está comenzando a ser grave para la sociedad. Se trata de cómo definir los equipos para las pachangas de baloncesto en los "playgrounds" de nuestras ciudades, cuando de pronto aparecen 15 ó 20 personas deseosas de jugar y hay que crear los equipos.



Inicialmente podría pensarse que es sencillo, pues se escoge a 3 ó 4 de ellos como "capitanes", y a continuación irán eligiendo por orden, pero... ¿y cómo sé yo quiénes son los buenos y los malos, si no conozco a casi nadie?

Al final, casi acaban haciendo los equipos los "administradores del grupo", que son los que conocen a más gente, pero siempre acaban teniendo dudas.

Por tanto, la idea: ¿y si hubiera una aplicación a la que yo le meto la lista de los jugadores que han venido hoy y ella me da a la salida los equipos formados y bien equilibrados?  ¿Sería una utopía?  ¡No!, con la "Pachangueros App" todo es posible.

La idea es muy sencilla, y parte de 2 grandes pilares:

-La base de datos: Se trata de una base de datos de jugadores, en la que cada uno es valorado con una puntuacion de 0 a 2, según su calidad e influencia en el resultado de las pachangas, y a la misma vez se define cuál o cuáles puestos puede ser susceptible de desempeñar (de 1 a 5). Resulta un trabajo bastante duro, pues precisa conocer a todos los jugadores bastante bien, para evitar sobrevalorar o infravalorar a cualquiera de ellos, e igualmente ponerlo en un puesto que no sea el lógico.

-El algoritmo: Se trata de un algoritmo matemático que tiene como objetivo que al final de su ejecución, todos los equipos tengan el nivel más similar posible, y todos ellos cuenten con jugadores de la mayor parte de puestos posibles. 



Así, la aplicación primero, en función de los jugadores que hay, decide cuántos equipos y de cuántos integrantes habrá.

Después comienza creando un primer grupo, "barajando" primero los pívots (que son los que tienen el puesto "5" cubierto), y si no hay suficientes para cubrir el número de equipos, coge también los ala-pívots (y sigue hacia abajo en altura si es necesario). Así, asigna un jugador del grupo a cada equipo, y suma su nivel al total del equipo.

En segundo lugar se cogen los bases (los que tienen un "1"), y los ordena por nivel. Así, asigna el base de mayor nivel al equipo de menor nivel, y así sucesivamente, hasta asignar el peor base al equipo de mejor nivel.

Después, continuamos hasta completar todos los equipos, y a fe que la aplicación lo hace de lujo... Os la recomendamos: ¡Pachangueros App!, disponible ya en los mejores hosting gratuitos

27 octubre, 2017

Y Cataluña sigue siendo España

Tras meses de locura, de interminables y pesadas charlas, debates y telediarios dedicados en exclusiva al "prucés", al "tema catalán", tras la pesadez insoportable soporífera, tras tantas palabras y discursos vacíos, tras horas de televisión y radio, tras periódicos completamente atorados de presidents, parlaments y generalitats, tras la sinrazón y el desgobierno, tras la dejación, tras la inanición, Cataluña por fin se declaró como República Independiente, y seguidamente nadie le hizo caso, y poco después todos fueron inhabilitados, el parlamento disuelto y las elecciones convocadas. ¿Y ahora qué?

Pues tras todo eso, Cataluña sigue siendo España, pesa a los exabruptos, pese a los DNIs cortados por la mitad, las banderas de la estrellita, el adoctrinamiento hasta la saciedad, el pensamiento único, el desterramiento de costumbres tan catalanas por considerarse "españolas", el intentar parecer lo que no son y tantas cosas más, hoy, todos los catalanes siguen siendo españoles, como siempre, como toda la vida lo fueron, como durante tantos siglos lo han sido, como desde que los Pirineos separaron a la península del resto de Europa lo siguen siendo (incluso los hermanos portugueses ibéricos son, pese a formar 2 países en esta península, e incluso si fuera Cataluña independiente sería un todo ibérico con el resto de España, pues en este caso la frontera natural es clara, y hacer cualquier otra frontera interna no sería más que un poner puertas al campo.



Y mientras todo eso pasa, muchos catalanes están sufriendo, ven como su país se desmorona, su región, su provincia, su comunidad autónoma, como la otra mitad de la población enloquece sin sentido, como todo se vuelve gris y el futuro oscuro. Muchos nos solidarizamos con ellos, casi en una situación de guerra civil, una situación que puede derivar en altercados de verdad, pues un grupo de exaltados llamados "antisistema", que dentro del sistema democrático fueron votados por demasiados, campan a sus anchas con la connivencia de partidos catalanistas e incluso partidos de izquierdas nacionales, la sinrazón, la aberración más clara, la alienación del propio sistema.

Así, no acaba nada hoy, mañana seguirá la cosa subiendo, la burbuja, el suflé, los catalanes seguirán viendo cómo sus empresas dejan la región, cómo los antisistema les gobiernan, la anarquía, el desgobierno...

Sí, llegarán las elecciones, y será la vuelta de la tortilla, con los independentistas insumisos sin querer votar, con los Mossos de Esquadra llevándose las urnas, con los españolistas votando en masa y ganándolas con suficiencia, con la Inés Arrimadas como primera mujer presidenta de la Generalitat de un país catalán moderno, integrado dentro de España, siempre con el cuarenta y pico por ciento de los votos y en coalición con PP o PSOE de Cataluña, mientras rabian los nacionalistas y se lamen sus heridas preparando más y más altercados, más y más tensión mientras los extranjeros se ríen, a la vez que siguen preocupados en muchos países con movimientos nacionalistas.

Mañana todo seguirá, Cataluña seguirá siendo España, pero seguirá siendo la más maravillosa Cortina de Humo que habrá existido en la historia de nuestro país, mientras los de Madrid roban, todos miran para otro lado, mientras los refugiados llaman a la puerta, la sequía nos agota y los incendios queman media península, sólo existe Cataluña, y así será por los siglos de los siglos, amén... ¿O alguien piensa que esto es el final de algo? No, Cataluña sigue siendo España, y esto no ha hecho más que comenzar...

08 octubre, 2017

15 temas bomba para discutir (8- Pena de Muerte)

Tras un tiempo en barbecho continuamos esta serie de temas bomba, con la Pena de Muerte, que simplemente es el acto de quitar la vida a un delincuente que ha cometido un delito considerado muy grave (hablaríamos de "delitos capitales").

Probablemente en la antigüedad, antes de los papiros y los jeroglíficos, ya existía la pena de muerte, aunque no era más que la consecuencia de una pelea o rencilla tribal, en la que simplemente los humanos de por entonces decidían que alguien ajeno a ellos o alguien propio que había cometido una tropelía en contra del grupo, tenía que morir, para que no pudiera repetirlo más.

La cosa no evolucionó mucho, incluso hasta nuestros días, habiendo siempre algún individuo o individuos que actuaban como jueces y dictaban su sentencia de muerte, muchas veces para alguien que la merecía y otras para alguien que no, incluso consiguiendo hacer desaparecer rivales o posibles aspirantes a su propio puesto.



El debate iría también encaminado a dilucidar si hoy en día somos ya lo suficientemente civilizados como para no tener que llegar a este extremo, como si los derechos humanos incluyesen el derecho a no ser ajusticiado, que por ahí ha ido más o menos la evolución y el progreso de nuestro mundo actual; pero es cierto que cuando sufrimos en nuestras carnes algo gordo, no se nos ocurre mucha más solución.

Al final la pena de muerte sería una aplicación del ojo por ojo y diente por diente, consistente en hacer lo mismo que el delincuente haga, y por tanto si ha matado a alguien, debe morir. Al principio eso no hacía ni falta, y luego más o menos había sido así, hasta llegar a la época actual, donde en muchos países ni matando a cientos recibes ese castigo.


Echemos un vistazo a los puntos principales a valorar:

1-Cuál es exactamente la discusión: Se trata de dilucidar si estamos a favor de la pena de muerte, o lo que podríamos llamar: matar a seres humanos que han cometido delitos horribles.

2-Posturas posibles: Por un lado estarían los que por supuesto ven normal la existencia de la pena de muerte, ya sea para hacer desaparecer la posibilidad de volver a cometer el delito, asesinato o lo que sea, y a la misma vez, hacérselo pagar, incluyendo por supuesto el ejemplo que se daría a otros posibles delincuentes en potencia de lo que les podría pasar. De algún modo se podría pensar que reduce el delito.

Del otro encontramos a los que no justifican la pena de muerte en ningún caso, pues es algo de salvajes y denota una sociedad aún atrasada. No se debería de llegar a ese punto, pues por ejemplo la cadena perpetua permite dar un enorme castigo sin necesitar quitar la vida a nadie. Otro punto en contra sería que es probable que las clases menos favorecidas tengan más difícil el acceso a una defensa eficaz y acabarían sufriéndola más que las altas.

3-Matices posibles: Aquí por supuesto habría grises, pues no todo es blanco o negro, y dependería de la gravedad del delito. Lo normal es que hoy en día nadie justifique la pena de muerte si no hay asesinato de por medio, pero sí que podríamos decir que hasta que no te pasa en tus carnes algo malo, no sabes realmente si querrías o no la pena de muerte.

4-Historia: Históricamente ya hablamos de que la pena de muerte ha existido siempre. Por supuesto los sumerios, persas, asirios, egipcios, griegos y romanos la llevaban a cabo. Después por supuesto existía en la Europa de la Edad Media, en la América precolombina y luego sin duda quién no recuerda la guillotina francesa...



Curiosamente hay que decir que ninguno de estos métodos hizo descender el número de delincuentes, o hacer al mundo corregirse o intimidarse (como dijera Marx).

Tras la Segunda Guerra Mundial va a comenzar la tendencia a abolirla, pero aún ahora casi un siglo después, medio mundo la practica.

Actualmente ha sido abolida prácticamente en todos los países europeos, pero sigue activa en muchos estados norteamericanos, el Caribe, China, India, Indonesia, Japón, Egipto, Libia, Sudán, etc... Aún quedan muchos que la usan, incluso para delitos que nada tienen que ver con la muerte, como la homosexualidad o el adulterio. En este enlace podéis ver un listado del estado de la Pena de muerte en cada país del mundo




5-Frases míticas: "Ojo por ojo y diente por diente", "La Milla Verde", "El corredor de la muerte"

6-Mi experiencia: Hasta ahora no he sido condenado a muerte nunca, y tampoco me han matado, a mí ni a ninguno de mis familiares cercanos (sí creo que a un tatarabuelo, pero fue en 1885 y claramente ya ha prescrito).

En absoluto dudo de que si alguien matase a un familiar o amigo cercano, yo querría para esa persona la pena de muerte, es lo normal, casi lo humano (sea racional o no). Quizá aceptase una cadena perpetua en plan "no volver a ver la luz", para ser también "humano", pero por supuesto jamás aceptaría ver en la calle a esa persona a los pocos años como pasa ahora, siempre que se demuestre dolo al cometer el delito, claro.

7-Resultado habitual: Es otra típica discusión de A contra B, con pocos matices, ya que actualmente se reduce al delito de asesinato (salvo que discutamos en un país extraño, que no es el caso). Es probable que también se vea mediatizado por las derechas e izquierdas, de modo que pienses lo que pienses, si eres de izquierdas querrás que no haya pena de muerte, y si eres de derechas, que sí, no sé por qué, pero quizá en estos asúntos de "debate" es uno de los que incluso entre derechas e izquierdas es más difícil saber qué va a opinar una persona.


8-Qué dicen los imparciales: Bueno, así de primeras creo que mi opinión puede valer, ya que no he sido condenado ni nadie lo ha sido por atentar en mi contra.

Yo valoraría mucho el tipo de asesinato, pero si es queriendo no vacilaría en poner cadena perpetua "real". A partir de la segunda persona asesinada, o incluso del tipo (niños, mujeres, etc...), ya pondría esa cadena perpetua, y por supuesto teniendo en cuenta el posible ensañamiento, ahí no dudaría.

9-Qué dice este blog: Realmente no recuerdo haber hablado específicamente de ello, así que mientras no me acuerde, así lo dejaré en blanco.


10- Otros: Ya a modo de curiosidad, repasar brevemente muchos métodos para causar la muerte, como la hoguera, la guillotina, el garrote vil, la crucifixión, la lapidación, fusilamiento, silla eléctrica, inyección letal, etc... En España por ejemplo fue abolida del todo en 1995, pero desde la época franquista no había ajusticiamientos.

También quiero tener un recuerdo para el papel de los verdugos (o verdugas, aunque suene a escarola o apio), que son esas personas que ejecutan la pena de muerte, los que aprietan el gatillo, accionan la palanca, cuelgan al reo o prenden el fuego. Ellos tienen que ser individuos muy fuertes, pues al fin y al cabo ellos están matando personas en nombre de la justicia, y su dilema moral interno tiene que ser alucinante.


-----------------------------------------------------------------------
Otras entradas de la serie "15 temas bomba para discutir":
0- Introducción
1- Fútbol
2- Matrimonio
3- Cigarrillo
4- Homosexualidad
5- Amistad hombre-mujer
6- Cirugía estética
7- Manipulación genética
8- Pena de muerte
9- Aborto
10- Igualdad de Género
11- En qué gastar el dinero
12- Tecnología
13- Mascotas
14- Religión
15- Política

03 octubre, 2017

Aquellos días con mi madre, hace 5 años

Hace algo más de 4 años que comencé a preparar un blog paralelo que permanece oculto desde entonces, en el que primeramente plasmaba las historias pasadas ese año que había ido almacenando en un diario, y después ya lo hacía en directo.  Al final todo conforma una especie de mini-libro de 30 artículos que algún día podría acabar sacando a la luz, quién sabe, aunque para no remover viejos fantasmas, conciencias o evitar sufrimiento a algún enfermo que lo pudiera leer, quizá para siempre me guarde para mí, salvo algunos retazos que por qué no, aquí podría dejar...

Justo hoy hace 5 años de la época que describía este artículo, que me gustaría compartir, ahora que ha pasado un lustro y para muchos las cosas siguen igual de complicadas, para otros se solucionaron y en otros casos por desgracia no tuvieron solución.



Hasta ahora, el récord mundial de días que había pasado sin hablar con mi madre, seguramente fue cuando en 2006 me fui a Taizé (Francia), ya que allí había poca posibilidad de comunicar con el exterior, pese a que había cabinas y se podía usar el móvil. Allí seguramente pasaron 4 ó 5 días sin hablar con ella.

Además, cabe decir que desde que me fui a estudiar a Granada mi madre siempre me ha llamado, o yo a ella, cada 2-3 días como muy tarde, por lo que siempre he estado muy en contacto con ella.

Hoy puedo decir que hasta ayer llevaba casi 3 semanas sin hablar con ella...

Desde hace un mes más o menos, las conversaciones por teléfono con ella se hacían casi imposibles, ya que apenas se le entendía nada. Es en persona y apenas se le entiende, salvo que con la ayuda del contexto normalmente se puede salvar la situación. Creo que pronto tendremos que comenzar a usar papeles para entendernos.

Es crudo, pero es así, ahora ya no hablo con mi madre por las noches. Mi padre, que apenas sabe usar el móvil, es el que habla (eso sí, ella marca la llamada) y me va contando lo bien que está ella, pese a que sé que tiene muchas más dificultades para comer, y que ya tiene que pasar por la batidora todas las comidas para ella.

La alegría de esta semana ha sido cuando ayer me conecté a Gmail para mirar mis correos y vi a mi madre conectada... Le hablé por el chat, que no usa nunca, ¡y me contestó! No os puedo describir exactamente lo que sentí, pero fue una alegría muy grande, como si la tecnología hubiera por una vez servido para algo bueno, tan bueno como volver a hacer posible la comunicación entre un hijo y su madre.

Fueron sólo unas pocas palabras, pero así ya sabía que ella está ahí y ella que sigo bien, pese a que mi padre se lo diga todas las noches. Quizá a partir de ahora pueda chatear más con ella o escribirle emails, ya que no puede hablar pero sí hacer el resto de cosas. En cualquier caso, este fin de semana volveremos a vernos, y nos reiremos pensando en lo maravilloso que es poder hablar a través de la red...

29 septiembre, 2017

Mirando pa Cuenca

Cuenca es una de esas ciudades o provincias olvidadas de España. No es que no sea conocida, que lo es mucho más que otras, pero sí es cierto que frente a las ciudades capitalinas y de costa, queda siempre relegada.

Si preguntamos en general dónde está Cuenca, muchos sabrán que no tiene mar, y algunos que "por el centro anda", pero pocos sabrían colocarla en el mapa con certeza, confundiéndola con Guadalajara, Teruel, Toledo, Albacete o incluso Soria. Ni siquiera si está por encima o por debajo de Madrid. A eso contribuye que no haya otras ciudades de tamaño grande en la provincia y que en general al estar completamente llena de bosques el acceso tampoco sea fácil como suele ocurrir con estas zonas de la Meseta a la derecha de la capital española.



Cuenca es la ciudad flanqueada por el Huécar y el Júcar, que excavan en la roca a lo largo de su recorrido maravillosos parajes, hoces y cañones profundos que maravillan al que los contempla y que llenan de vida todo ese camino el uno hacia el otro y finalmente juntos hacia el Mediterráneo.

Cuenca es una ciudad claramente diferenciada en dos: la Cuenca moderna, llana en el valle, y la Cuenca histórica, escarpada, tumbada a lo largo de esas montañas agrestes, con calles empinadas imposibles, paisajes pintorescos y arquitecturas arriesgadas, con rincones de leyenda.

Conocidísimas son las conquenses Casas Colgadas, que no colgantes (eso serían los puentes), que no son más que tres, aunque por su fama parecieran ser cientas, lo que no quita para que esa vista  desde el puente del Huécar no deba ser casi obligatoria, y por supuesto su famosa Torre Mangana, la catedral, la tortuosa subida al castillo y todo el paisaje magnífico a las riberas de ambos ríos.





Cuenca también es su serranía, cercana y de fácil acceso al menos en sus más conocidos lugares, como la Ciudad Encantada, con su imaginativa imaginería en piedra labrada por el tiempo geológico, que a cualquiera lleva a lejanas tierras donde gigantes animales luchan o mares de piedra amenazan con apresarlo a uno a perpetuidad en su fondo, haciéndote sentirte muy pequeño, no ya en tamaño, sino en el tiempo.

Cerca también encontramos preciosos y acuáticos lugares como la Laguna de Uña o los lagos y lagunillos de Cañada del Hoyo, cambiantes de color, rebosantes de naturaleza como toda la serranía. Incluso por supuesto las cascadas del Cuervo o de la Balsa, todo dentro de una sierra plena de vida y lejana del mundanal ruido, cuando esto cada vez resulta más difícil. Sin duda las rutas de senderismo o los paseos cerca de todos estos lugares merecen completamente la pena.





Tuvimos la suerte además en nuestra visita de dormir en una vieja posada de arrieros pegada al Huécar, en lo que constituía un precioso paseo al lado del pequeño río, similar al Darro granadino, con una belleza y ambiente también parecido, cosa que no ocurría a la hora de comer, ya que por ejemplo no contamos con tapas gratis como en otros lugares, salvo algunos torreznos típicos (que a algunos gustarán y a otros no).

Y así, en pocos días Cuenca se nos reveló, sencilla, sin aspavientos, simplemente ahí recostada en sus rocosas montañas, mientras moría ya el verano, mientras las noches comenzaban a ser más frías, en una zona acostumbrada a serlo. Así, esta semana estuvimos por primera vez "mirando pa Cuenca", desde la Cuenca misma, qué mejor lugar para hacerlo.

23 septiembre, 2017

Rueda de prensa (6)

Volvía a hacer bastante tiempo que no revisaba la actualidad, que viene calentita calentita, así que vamos allá...

Portada

No se habla en España de otra cosa que de Cataluña, igual que los últimos 25 años, porque quizá no ha cambiado nada, o quizá algo esté cambiando y aún no lo sepamos.  Peleando entre hermanos, como siempre, la misma España de siempre, con los mismos gobernantes de siempre, a imagen y semejanza de lo que el pueblo se merece.

Mientras, de fondo, un chino cabezón y un cabezón norteamericano con melena sospechosa se mandan puyas infantiles con cabezas nucleares en la recámara... No es para estar tranquilos, y si no, la propia naturaleza nos demuestra que al final la vida es lo que importa.


Nacional

El próximo domingo se celebra el famoso referendum independentista, propuesto por manipuladores al servicio de ellos mismos, y secundado por alienados y manipulados sin remedio, pueblo al que España dejó de lado hace tiempo y que ha ido evolucionando y retroalimentándose en el odio hacia algo que hace una década era prácticamente ellos mismos, y que ahora está tan lejano como un planeta.

España se parte en 2, igual que Cataluña. Dos banderas completamente enemistadas, una roja y gualda, la otra estelada, las dos españoles (bueno, habría que matizar eso) y dudo mucho que jamás alguien pudiera compartirlas...

Mientras, los políticos corruptos catalanes de salen con la suya, nadie habla de ellos, y los de Madrid tienen su cortina de humo perfecta, quizá para todos ahora la situación es ideal.

Como anécdota, cada vez resulta más difícil hablar de algo en este país sin ofender a ningún colectivo o colectiva, de verdad, todo el mundo es demasiado susceptible y se queda sólo con el envoltorio del mensaje, pero debido a la falta de seso no son capaces de digerir el trasfondo.

Internacional

El Coreano Kim jong Un sigue con sus tonterías y ñoñerías, lanzando bombazos a diestro y siniestro. El norteamericano Trump sigue son sus tonterías y ñoñerías, amenazando a diestro y siniestro.

Ambos se creen los dueños de su mundo, y uno de ellos de todo el mundo, y mientras se lanzan puyas verbales esperan el momento de que se les vaya del todo la olla y reventemos todos, quién sabe si incluso antes de que Cataluña sea una nación.

Esta semana la Merkel volvió a ganar las elecciones, superando con creces ya la leyenda de Margaret Thatcher como personaje histórico.

Mientras tanto, el Caribe aún se recupera de los estragos de la primera ola de super-huracanes de la historia, y México de una sucesión de terremotos como tampoco se tenía recuerdo en mucho tiempo. Quizá la Tierra nos quiere decir algo...


Economía


España va bien, no hay más que decir, la economía permanece estable dentro de la gravedad, y si escuchas a algún ministro parece que es la época más boyante de la historia. No, sólo el turismo nos aguanta, y mientras no terminamos de recuperarnos, el descenso demográfico espera a la vuelta de la esquina para ser quizá la salvación, quizá la tumba.

Sucesos

Personas intentando construir una torre de naipes durante un buen rato, hasta que llega alguien a resolverlo del todo, y en un segundo lo tira todo por la borda por impaciente, más concretamente a la basura con un tenedor.

Necrológicas

Es curioso, pues últimamente no ha habido una muerte así de gran renombre. Recuerdo la del gran Jerry Lewis, que más de una vez había pensado que ya no estaba entre nosotros, y a la misma vez pienso que los Nicholson, Eastwood o Hackman son ya mucho más mayores que aquellos viejos actores de mi niñez, síntoma de que poco les queda y de que el fin de aquel Hollywood también se acerca inexorable.

Sociedad

Los famosos ya no existen como tales, ahora sólo existen los famosos de segunda y tercera generación, gente que es el cuñado del primo del famoso, o la exnovia del amigo de un famoso, o quién sabe qué. Las revistas llenas de personajes desconocidos para el gran público, que no han trabajado en su vida o que ni siquiera aún son famosos y sólo aparecen porque su manager les está introduciendo todavía... Maremagnum de atontamiento.

Ciencia

Lo sé, es difícil, pero hoy están más cerca las curas del ELA, el Parkinson, el Cáncer o el Alzheimer, quizá mañana sea el momento, y de tantas enfermedades raras. Ellos están luchando por conseguirlo, pero los gobiernos no les apoyan, entorpeciendo la causa... veremos si los mismos que ahora no dan importancia a este hecho son luego los perjudicados.

Cultura

Buen momento este, con la bajada del IVA cultural al cine, que quizá poco a poco pueda recuperar su pasado esplendor. Mientras, España vuelve a llevar una película catalana a los Oscar.


Deportes

España disfruta de sus dos números 1 en tenis, por primera vez en la historia, y llora la despedida de 3 campeones del mundo de baloncesto, ya sea de la selección como Navarro y Felipe o del basket como Mumbrú.

Mientras, las competiciones vuelven a comenzar de cara a la nueva temporada, mientras las que duran todo el año ya están a punto de acabar, motores de Márquez, Hamilton y Ogier como siempre a la cabeza.


Televisión

Ahora ya no es la televisión pública la que manda, sino que las plataformas como HBO o Netflix lo copan todo, con permiso de los torrents y eMule. Ahora la gente puede seguir viendo las series chorras de toda la vida inaguantables en la tele en abierto, pero a la misma vez puede ir más allá de esa manera. Así llegan cosas como "House of Cards", "Stranger Things" o "Juego de Tronos", aunque precisamente en el último caso la idea es la misma: alargar cuanto se pueda la gallina de los huevos de oro, aun a costa de haberse convertido en un culebrón.

En España, sólo el tocado de muerte Ministerio del Tiempo sobrevive con un discurso serio y educativo a la vez. Una vez termine, quién sabe qué nos quedará... quizá de nuevo abrazar las series chorras, o una de las tantas reposiciones y cambios de modalidad concursal en Master Chef.

Contraportada

En contraportada, un nuevo guiño al tercer mundo. Mientras nosotros nos peleamos por Cataluña, mientras somos gafapastas desde la distancia, mientras nos preocupamos por vanalidades como qué ropa llevarán nuestros hijos al colegio, o protestar cogiéndonosla con papel de fumar por algo que nos ha molestado, en el tercer mundo siguen luchando por sobrevivir, y eso deberíamos tenerlo presente siempre, y no, no lo hacemos, quizá una vez al año...

13 septiembre, 2017

Brincando por los tejados

Hace ahora 20 años, brincando por los tejados de la vieja Obulco, soñando que éramos pájaros, viendo el mundo desde otro prisma, adolescentes locos sin razón, imaginando que quizá fuera la última vez que podríamos hacer algo así, aprovechando el momento el día antes de un momento único, de un acontecimiento de carácter planetario que a los dos nos convertía en hijos únicos de la noche a la mañana.

Aquel fin de semana fue quizá la última vez que el gran Rey visitó la que fue su casa, que se dejó ver entre sus amigos y conocidos, temeroso de su decadencia, no queriendo reconocer el paso del tiempo, queriendo dejar en la memoria de todos su grandeza antes de que nadie tuviera que tenerle pena, que nunca fue así durante toda su vida de dificultades, que quizá podría decirse que fue todo lo contrario, Rey temido y admirado a la vez.

Aquel fin de semana fue el comienzo de una larga convivencia, como otra paralela que meses antes también comenzó, con frutos abundantes y sanos.

Nosotros, mientras, éramos ajenos y sólo aprovechábamos la situación, como niños que saben que cada minuto hay que disfrutarlo, y sólo buscábamos la gloria, la satisfacción personal y por otro lado la aventura y la adrenalina de hacer algo que pocos antes habían hecho, no sin reverenciar por supuesto la memoria del Rey, que ya con su extrema dificultad cosas similares realizó cuando aquello era sólo una casa.

Aquel fin de semana recuerdo que hubo fotos que no volvieron a producirse, recuerdo que fue la última vez que vi a uno de mis últimos tíos abuelos, y que el Rey tocó la guitarra por última vez a toda la familia, justo lo mismo que hice yo junto a mis amigos, brindando algunas canciones a los míos.

Y así fue pasando aquel año mágico que ahora simplemente es una muesca más en un revólver que supera ya la treintena, aquel fin de semana no podíamos esperar que 20 años después ambos estuviéramos casados y que incluso tú ya incluso esperaras descendencia, es simplemente la vida, la vida que podíamos soñar aquella tarde de septiembre mientras todo era posible, mientras podíamos saltar muchos metros de un brinco desafiando la gravedad, mientras desafiábamos con una sonrisa la arquitectura de la gran ciudad iberorromana, mientras disfrutábamos ajenos a los preparativos, mientras aprovechábamos esos últimos momentos de infancia, de despreocupación, pájaros en libertad.



Así, hoy miro hacia atrás y veo todo lo que ha pasado desde entonces, recordando aquellos mágicos días que nunca repetiremos, que quizá sin saber que sus padres lo hicieron lo harán nuestros hijos, aquellos días que nunca olvidaremos saltando por los tejados a sabiendas de que el Rey y su hermana mayor aún seguían entre nosotros

07 septiembre, 2017

Un pasito hacia las etiquetas reales

Ya hemos hablado en muchas ocasiones de que las empresas alimentarias nos mienten con la complicidad del gobierno, eso es algo claro y notorio.

Quisiera esta vez ver un poco el vaso medio lleno, o al menos un granito de arena puesto en la montaña (aún insignificante) de la justicia, de la verdad en las etiquetas, de no mentir a los consumidores, de no hacer con la comida algo aberrante.

Recuerdo haber comprado este "Pulpete" alguna vez ya hace bastantes años, y cuál fue nuestra sorpresa este fin de semana cuando vimos estupefactos el cambio en la nomenclatura del producto. Sí, es horroroso el cambio, es cacofónico, es horripilante, pero a la vez es justo y hay que hacerlo notar. Hasta ahora ponía "Pulpete" cuando en realidad de pulpo no tenía nada, pero quién sabe por qué les dejaban hacerlo engañando miserablemente al consumidor.

También en relación al "pulpo", conozco un caso curioso de restaurante en el que uno de los platos es "Pulpo a la Gallega", y debajo entre paréntesis figura lo que realmente es

En este caso aquí tenéis la prueba, que en realidad hace mucha gracia, pues en este tiempo de la publicidad efectiva, los mensajes directos y claros, aquí la perífrasis es curiosísima e hilarante: lo que era "Pulpete a la gallega" ahora son "tentáculos de cefalópodo a la gallega". En cualquier caso, bravo, porque éso es lo que son:



Lógicamente, los que lo hemos comprado anteriormente ya sabíamos que no era pulpo, así que no nos importaba verlo en la caja, pero sí que para ser justos el cambio es más real.

Mención aparte para la catástrofe del aceite de palma, etiquetado como "aceite vegetal" desde hace la tira de años, cosa que mucha gente aún no conoce por desgracia, y con lo que el gobierno no hace absolutamente nada.

En este caso, bravo por esta marca o quiénes les han hecho cambiar, porque al menos a partir de hoy el lineal será un poquito más veraz.