13 enero, 2013

Los mejores tenistas españoles de la historia

En los últimos meses he realizado una clasificación de ciclistas y motociclistas, así que me he dicho: ¿por qué no de tenistas?, así que aquí la tenéis también. Esta vez me podría servir como homenaje a uno de esos últimos ídolos de niñez-juventud que tuve: Juan Carlos Ferrero, que se retiró en 2012 del tenis. Así, he querido aprovechar para realizar una clasificación con los 10 mejores tenistas españoles de la historia (masculinos, claro, como siempre... pero sin olvidar que Arantxa o Conchita Martínez fueron muy grandes), a mi criterio personal, claro, pero con criterio, eso sí.

Aquí la tenéis, y por supuesto estoy abierto a matizar o recolocar a alguno de ellos, entendiendo que los lugares pueden bailar un puesto arriba o abajo:

1- Rafael Nadal (años 2000-10)

Sin discusión, y tras ir ascendiendo poquito a poquito en la lista, ya es el mejor tenista español de la historia (y seguramente uno de los 10 mejores del Mundo). Sus logros son impresionantes: 11 torneos de Grand Slam ganados, número 1, ganador de los 4 torneos del Grand Slam, el Oro olímpico y la Copa Davis. Además tiene el récord de Masters 1000 ganados con 21 victorias, y por todo ello, ya es uno de los 10 mejores deportistas españoles de la historia (recordemos que con todo esto, tiene sólo 26 años, aunque unas rodillas de tenista retirado, eso sí.



2- Manolo Santana (años 60)

Hasta que surgió Nadal, había poca discusión. Fue el pionero del tenis español. El primer ganador de Wimbledon nacido en nuestro país. Ganó 4 torneos de Grand Slam y llevó a España a jugar 2 finales de Copa Davis, donde con 69 victorias es el español con más triunfos. Y por supuesto fue uno de esos 5 ó 6 grandes deportistas españoles del siglo XX. Además ganó más de 70 títulos (aunque 58 de ellos como Amateur). Parecía que sería complicado de batir, y así ha sido.



3- Manolo Orantes (años 70)

Ganó una vez el Open USA y el Másters (sólo Corretja lo ha conseguido, aunque Orantes también lo ganó en dobles junto a Gisbert), llegando a ser número 2 del mundo. También ganó 6 Masters 1000 (sólo le supera Nadal). Además llevó a España a una final de Copa Davis y a ganar la Copa del Mundo. Es el tenista español con más victorias ATP (647) y el segundo que más títulos ha ganado (33), todo en la Era Open.



A PARTIR DE AQUÍ HAY UN CUÁDRUPLE EMPATE, QUE NO SERÍA JUSTO ROMPER.

4- Andrés Gimeno (años 60 y 70)

Ganó una vez Roland Garros (ganador más veterano, con 34 años) y fue otras 5 veces finalista de Grand Slam (4 en el circuito profesional previo a la Era Open, y 1 después). Esa extraña distinción entre profesionales y amateurs antes de 1968 le hizo seguramente no tener un palmarés algo mejor.



4- Juan Carlos Ferrero (años 2000)

Uno de esos niños prodigio, cuya carrera prácticamente llegó al máximo con 23-24 años, cayó un par de peldaños por culpa de las continuas lesiones y consiguió mantenerla decorosamente durante otros 8 años más. Juan Carlos Ferrero ganó una vez Roland Garros y llegó a ser número 1 del mundo en 2003, tras ser finalista del US Open. Además también llegó a otra final de Roland Garros y a la del Masters. Fue el gran héroe de la primera Copa Davis de España, con sólo 20 añitos, y contribuyó en algunas victorias más. Es el tercer español con más Masters 1000 ganados (4, tras Nadal y Orantes),



4- Carlos Moyá (años 90 y 2000)

Cuando nadie lo conocía prácticamente, se plantó con 20 añitos en la final del Abierto de Australia de 1998, en la que cayó ante Sampras, dejándonos un "hasta luego Lucas" que creó muchísima ilusión, pero que luego no pudo cumplir. A pesar de ello llegó a ser el primer número uno del mundo español, en 1999, y ganó una vez Roland Garros. Además fue el héroe de la segunda Copa Davis española y llegó a la final de un Masters. Luego, como Ferrero, no volvió a ser el mismo, y fue superado por la nueva generación de los "new balls please" (Roger, Lleyton, Andy, Guillermo, Marat, Juan Carlos, etc...). Es el tercer español con más títulos (20) y más partidos ganados (575) en la Era Open, tras Orantes y Nadal. Además ganó 3 Masters Series y finalizó 13 años entre los 43 mejores del ranking mundial (5 en el Top Ten).
 
4- Sergi Bruguera (años 90)

Fue el relevo de los 3 grandes de los 60 y 70, casi veinte años después. Irrumpió con fuerza ganando 2 veces Roland Garros y consiguiendo una plata olímpica en Atlanta (lo que demostraba que no era sólo un jugador de tierra batida). Llegó a una final más de Roland Garros, y acabó bajando mucho el nivel lastrado por las lesiones, como casi todos. No brilló en absoluto en el resto de torneos, pero nada más que por sus 2 Grand Slams y esa medalla olímpica está al nivel de los otros 3 que he puesto como empatados.


8- Álex Corretja (años 90 y 2000)

Inauguramos el siguiente escalón con este gran luchador, que ni mucho menos tenía la calidad o la técnica de los otros, pero que a base de esfuerzo y lucha consiguió grandes éxitos (además de records de partidos maratonianos). Aparte de lo que haya ganado, para mí, Álex fue el gran valedor del espíritu que llevó a España a ganar la primera Copa Davis en el 2000, siendo él un verdadero capitán y motor de esa magia que se creó aquel año. Álex Corretja ganó esa Copa Davis, llegó a 2 finales de Roland Garros, ganó 2 Masters Series y logró un bronce olímpico en dobles. Además, ganó el Masters (sólo Orantes lo ha conseguido). Es el quinto tenista español con más títulos en la Era Open (17).



9- David Ferrer (años 2000 y 2010)

Esta es una elección personal, pero muy razonada (de los de debajo, pocos podrían discutirla). David Ferrer no ha ganado nunca un torneo de Grand Slam, y en el momento que comencé a preparar este post jamás había ganado un Masters 1000 (lo digo porque justo después ganó a Janowicz la final del Masters 1000 de París, beneficiándose del mal estado de forma de los 4 grandes). Claramente Federer, Nadal y luego Djokovic, en el dominio más bestial que ha existido en el tenis mundial, le han privado de conseguir más logros. A pesar de ello, es el 4º tenista español con más títulos en Era Open (19, ayer ganó el último en Auckland y se pone a uno de Moyá), el 4º con más victorias en Copa Davis (24, a tres de Gisbert), el 4º con más victorias ATP (492) y ha llegado a cuartos de final en todos los Grand Slams (cosa que sólo ha hecho Nadal). Además de estos buenos detalles, ha ganado 3 Copas Davis (siendo importante en las 3 finales) y ha llegado a una final de Copa Masters.



Aún está en activo, con 2-3 años buenos por delante, por lo que quién sabe si incluso podría meterse en el grupo de los 4 que he puesto con el 4º puesto. Para ello, claro, tendría que ganar al menos un Grand Slam.


10- Aquí dejo como en las otras ocasiones una especie de empate, para meter a algunos otros que no llegan a merecer ese puesto entre los 10 primeros, pero que fueron muy grandes: Albert Costa (ganador de R.Garros y bronce olímpico en dobles), Emilio Sánchez Vicario (ganador de 3 Grand Slam en dobles, 2 en dobles mixtos y una plata olímpica), Sergio Casal (ganador de 2 Grand Slam en dobles, 1 en dobles mixtos y una plata olímpica), Jordi Arrese (plata olímpica en Barcelona), Joan Gisbert (finalista Open Australia y ganador del Másters en dobles), José Luis Arilla, Manuel Alonso de Areyzaga (pionero y top ten en los años 20), Pepe Higueras (16 títulos), Juan Aguilera, Alberto Berasategui (finalista R.Garros), el grupo Tommy Robredo-Félix Mantilla-Roberto Carretero-Albert Portas (ganadores de un Master 1000), el grupo Feliciano López-Verdasco-Balcells (ganadores de Copa Davis), la pareja Granollers-Marc López (ganadores del Másters en dobles) y otros que ganaron al menos 5 títulos como Pato Clavet-Carlos Costa-Nicolás Almagro, y alguno que me dejaré...


El criterio seguido es la clasificación según el número de Grand Slams ganados, pero añadiendo un punto más si se ha sido número 1 del mundo, y por supuesto teniendo también en cuenta las finales disputadas. Además tenemos en cuenta que la Era Open es desde 1968, así que los que jugaron anteriormente como profesionales (Gimeno) tienen que tener una valoración positiva de sus méritos en ese terreno también. Por supuesto tenemos en cuenta méritos en la Copa Davis (victorias individuales sobre todo, aunque también colectivas), y ya en menor medida, el número de victorias en Masters 1000 y después el número de victorias totales.

Sirva este post como homenaje a Juan Carlos Ferrero, nuestro segundo número uno del mundo, y aquel chico que fue el héroe con 20 años en nuestra primera Copa Davis...