30 octubre, 2012

Mis mejores entradas (y 21)

Y continuando un poco con la serie de mis posts preferidos, ahora comienzo ya a partir del 500.

--Post preferido del 501 al 525 (21-Abr-12 a 02-Ago-12)--

La crisis ahora sí, toca al deporte y a lo bestia

-Este post iba sobre... la desaparición y los problemas económicos que acucian a la mayoría de nuestros clubes deportivos, en contraposición con la bonanza de los últimos 15 años en los que en todos los deportes hemos dominado Europa.

-La motivación para escribirlo fue... ver que cada día aparecía una noticia nueva de un club que abandonaba la competición o que por impagos y deudas desaparecía, clubes la mayoría históricos, que pasearon los nombres de sus ciudades incluso por las competiciones europeas, jugando por encima de sus posibilidades, claro.

-Tras los comentarios, mi opinión cambió en... como no hubo, pues nada, pero también poco podía cambiar.

-Me he decidido por él, porque... creo que este post tuvo cierto trabajo de preparación, documentando más desapariciones, deudas y demás de las que recordaba, e intentando ayudar a la memoria para no tener demasiados errores. Al final es un buen homenaje a los "viejos tiempos", ahora que todos tienen que apretarse el cinturón, y también un recuerdo para que no olviden lo que fueron y luchen por mantener altos sus nombres.

26 octubre, 2012

Elige es con ge, también para restauración autóctona

El primero es de un gastrobar (bar de tapas "pijo" con tapas algo más raras y elaboradas) de los que podemos encontrar muchos ya por toda la geografía. En este caso, no lo recomendaría, porque las tapas fueron escasillas y no demasiado sabrosas, pero eso es una opinión personal simplemente. Por qué no ir a probar el que no lo haya hecho.

En todo caso, ellos en su carta "eligen por nosotros", y bueno, espero que no elijan las faltas de ortografía también por nosotros:



El segundo es de un restaurante de barrio, también de la misma ciudad. Perdón por la fotografía porque está bastante borrosa, pero bueno, se entrelee que podemos elegir cosas de su carta.



En fin, para el Saffron de Granada y para El Torreón también: elige es con ge.

21 octubre, 2012

Ambidiestros, ambidextros, zurdos y diestros a la vez

Seré muy breve, ya veréis, además hay mucha información en internet, así que no merece la pena competir. Como ya comenté cuando creé hace años el test para zurdos, y cuando hablé de 5 cosas que no sabes de mí, yo seguramente sea ambidextro (o ambidiestro), ya que, pese a considerarme zurdo podría decirse que uso las dos manos por igual.

Podríamos decir que hay 2 tipos de ambidextros:

-Los que ante cualquier tarea utilizan indiferentemente cualquiera de las dos manos.
-Los que utilizan para muchas tareas, aproximadamente para la mitad de ellas la mano derecha y para la otra mitad la mano izquierda.



Algunas ventajas de ser ambidiestros:

-Si te haces daño en una mano, pie, ojo o lo que sea, puedes utilizar perfectamente el otro como sustituto y valerte más o menos con aceptable capacidad.
-En el deporte puedes aprovechar para ser zurdo cuando te viene bien y diestro cuando es lo contrario.
-A veces puedes hacer 2 cosas a la vez con más rapidez que cualquier otra persona, y ambas igual de bien.
-Para los que son más zurdos además, y dado que el mundo está hecho para los diestros, pues en el caso de tijeras, guitarras, libretas, cámaras de vídeo, mirillas, etc... podrían usar la derecha sin ninguna dificultad, con lo que no verían dificultada su vida.
-Si alguien decide exterminar a los zurdos, simplemente te puedes hacer pasar por diestro sin problemas...
-Si alguien decide hacer regalos, dar subvenciones o discriminar positivamente a los zurdos en las oposiciones, pues sería sencillísimo hacerse pasar por zurdo para conseguirlo.


Experiencia personal / curiosidades:

-Efectivamente, cuando me he hecho daño en una mano o lo que sea, he podido usar la otra sin problemas, aunque claro, uno siempre tiene más destreza con la mano que más usa.
-En el tenis o pádel juego algunos golpes con una mano y otros con otra, según me pueda beneficiar más de ello, lo cuál a veces crea situaciones cómicas, pero que me ha hecho ganar el reconocimiento de la comunidad internacional más de una vez...
-Ante una nueva tarea que se me presente, es habitual que no pueda decir de antemano con qué mano la haré, por lo que suelo tener un rato de "conversación conmigo mismo" para deliberar qué decisión tomar. Esto también ha tenido consecuencias tronchantes en ocasiones.
-A veces me gusta ser "creativo" y cambiar la mano con la que habitualmente hago algo, por el simple hecho de cambiar un poco de aires y divertirme.
-Cuando me canso al batir un huevo y tareas que precisan cierto nivel técnico, pueda cambiar perfectamente de mano sin perder destreza.


Conclusión:

A los padres que ven cómo sus hijos usan la mano izquierda para todo les diría que les sugieran usar la derecha para las tareas que ya están prácticamente institucionalizadas (tocar guitarra, usar el ratón del ordenador, cámaras de vídeo, cortar con tijeras, etc...), para que de ese modo cojan buen manejo de la derecha también, y seguramente eso les sirva. Los padres de diestros nunca harán eso, por lo que aprovecharían una especie de "minusvalía" para que eso fuera una oportunidad para sus hijos, en vez de un maleficio o dificultad.

En todo caso, y ahí lo dejo para su reflexión: en el país de los diestros o de los zurdos, el ambidextro es el Rey...

15 octubre, 2012

Los mejores ciclistas españoles de la historia

El pasado 23 de septiembre fue la última carrera de Óscar Freire, leyenda donde las haya, triple campeón del mundo de ciclismo en carretera (nadie ha superado eso). Ante eso, surge la discusión de cuál es exactamente su lugar en la historia de nuestro ciclismo, teniendo en cuenta también la poca valoración que en España hacemos de los ciclistas que no ganan clasificaciones generales en vueltas de 3 semanas (valoración que sí hacen en países más entendidos como Bélgica, Holanda, Italia, Francia, etc...).

Así, he querido realizar una clasificación con los 10 mejores ciclistas españoles de la historia (masculinos y de carretera, claro, con permiso de Guillermo Timoner y Joan Llaneras), a mi criterio personal, claro, pero con criterio, eso sí. Aquí la tenéis, y por supuesto estoy abierto a matizar o recolocar a alguno de ellos, entendiendo que los lugares pueden bailar un puesto arriba o abajo:

1- Miguel Induráin (años 90)

Sin discusión, el mejor ciclista español de la historia (de hecho es de los 6-7 mejores de todo el mundo). Es el único español que ha ganado 5 veces el Tour de Francia (sólo lo han hecho otros 4 ciclistas) y 2 veces el Giro de Italia. Ha sido 9 veces podio en vueltas grandes, además, 3 veces medallista Mundial en fondo, y 1 Campeón del Mundo y Oro olímpico en contrarreloj. Él cambió la forma acomplejada española de ver el ciclismo y nos hizo creer que podíamos tener grandes campeones. Igualmente es uno de los 5 mejores deportistas españoles de la historia.



2- Alberto Contador (años 2000-10)

Aún en activo y con 29 años, con mucho que ganar. Es el único ciclista español que ha ganado las tres grandes vueltas (2 Tours, 2 Vueltas y 1 Giro), y está a sólo 2 de igualar las 7 victorias de Induráin. Realmente sólo ha acabado fuera del 1º lugar 2 veces en las 9 grandes vueltas que ha corrido en su carrera (fue descalificado de 1 Tour y 1 Giro por supuesto dopaje). Un caballo ganador con menos motor que Induráin pero una competitividad increíble que le lleva a acabar ganando las carreras aunque sea por segundos.



3- Óscar Freire (años 2000)

Un buen día apareció un chavalín en todo lo alto del cajón del podio del Mundial de 1999 y cambió nuestra forma de ver el ciclismo: ahora los clasicómanos que tenían los belgas, holandeses, franceses, alemanes... tenían por fin un rival español. Óscar ha sido 3 veces campeón del mundo de fondo en carretera (además de varios puestos más entre los 10 primeros), ha ganado el Maillot verde del Tour de Francia y 3 veces la Milán-San Remo, además de la Gante-Wevelgem, la Paris-Tours o la Tirreno-Adriático. Sin duda, las continuas lesiones han lastrado su carrera, llegando al punto de estar muchos años prácticamente sin correr más que el Mundial, su carrera predilecta, donde acabó 8 veces entre los 10 primeros (récord absoluto) y consiguió 4 medallas (récord). Lo cierto es que su grandeza hizo trabajar demasiado a España para él en los últimos años para conseguir el 4º Mundial, lo que probablemente ha hecho perder oportunidades a algún otro.



4- Perico Delgado (años 80)

Sin duda, el ciclista más carismático de nuesta historia y el que más aficionados al ciclismo ha hecho. Aún hoy, con más de 50 años es uno de nuestros deportistas más famosos y queridos. Fue un genio, para lo bueno (ir al Tour sin complejos desde muy joven) y para lo malo (perder un Tour por llegar tarde a una contrarreloj). Ganó 1 Tour (debió ganar 3 o así) y 2 Vueltas a España, y finalizó con 8 podios en Vueltas Grandes. Él encarnó el ciclismo ofensivo que a todo el mundo emocionó en los 80 y que Contador recuperó hace pocos años.



5- Federico Martín Bahamontes (años 50-60)

Sin duda, una auténtica leyenda, un pionero. Fue el primer español que ganó el Tour de Francia, además de conseguir 6 Premios de la Montaña en el Tour y ganarlo también en la Vuelta a España y en el Giro de Italia. Aunque su palmarés no sea tan enorme, sólo por el hecho de ser el primero, cuando los españoles ni siquiera competían para algo más que terminar el Tour, ya tiene mérito. Para su desgracia, coincidió en el tiempo con Anquetil.


Foto extraída de ABC.es

6- Luis Ocaña (años 70)

Ganó un Tour, una Vuelta y 3 veces la Dauphiné Libére. Además fue el primer ciclista que puso contra las cuerdas a Eddy Merckx en el Tour, teniendo casi ganada la carrera en 1971 y perdiéndola poco después en una caída. Además fue 6 veces podio en las Grandes Vueltas y ganó 9 etapas en el Tour.



7- Alejandro Valverde (años 00-10)

Cuando irrumpió a principios de siglo, daba la sensación de que podríamos estar ante el futuro mejor ciclista español de la historia (subía bien, contrarreloj aceptable y rey del sprint incluso en pelotones). Un auténtico caníbal que sólo ganaba y ganaba, como nadie había hecho jamás, y como sólo Freire podía. Pero claro, Valverde además subía bien, por lo que se le presentó como futuro múltiple ganador de vueltas grandes. Aún tiene 32 años y podría ascender casi al podio de esta clasificación si gana 1 Tour y 1 Mundial. Alejandro ha ganado 1 vez la Vuelta a España y ha sido 4 veces medallista en el Mundial (récord absoluto). Además ha ganado la Lieja-Bastogne-Lieja, la Flecha Valona y 2 veces la Dauphiné. Eso sí, le quitaron los 2 mejores años de su vida sin haber dado jamás positivo por dopaje. Qué no habría ganado ya... Aun así, ya es Top-7.



8- Miguel Poblet (años 40-50)

Fue el Freire de la época, y un tipo de ciclista que España no tuvo hasta que surgieron Óscar y Alejandro. Poblet fue el primer ciclista de la historia en ganar etapa en las 3 Grandes vueltas. Ganó más de 20 en el Giro de Italia, y venció 2 veces en la Milán-San Remo y fue 2º en la Paris-Roubaix y el Giro de Lombardia, dos carreras que jamás ha vencido un español (hasta 2012 el segundo). Es el 2º mejor sprinter de nuestra historia. Acabó su carrera con más de 200 victorias.



9- Carlos Sastre (años 2000)

Carlos no tuvo ni la mitad de clase que muchos ciclistas que estarían más abajo en esta clasificación, pero él ganó un Tour de Francia a base de pundonor y de lucharlo durante muchos años, quizá sin tanta calidad como muchos de sus rivales, pero con muchas ganas y buenas dotes de escalador. Hizo 6 podios en Vueltas Grandes (hizo podio en las 3, cosa que sólo han hecho Contador e Induráin, creo) y 15 veces entre los 10 primeros.



10- Aquí dejo en empate para meter a muchos, ya sin orden claro, que cada uno en su récord o hazaña es único en España, ya que por ejemplo gente como Pereiro o Astarloa han ganado Tour o Mundial, pero sólo han hecho eso, por lo que otros con menos super-méritos realmente estarían a su altura:

-Abraham Olano: Tuvo el sambenito de ser el heredero de Induráin, y por supuesto no cumplió con las expectativas. A pesar de eso fue el 1º español Campeón del Mundo de ciclismo en ruta (Induráin le ayudó a aguantar escapado, llegando Olano con una rueda pinchada incluso) y también ganó el Mundial de Contrarreloj. Ganó 1 Vuelta a España y una plata olímpica en contrarreloj. Además venció en el Tour de Romandía y la Tirreno-Adriático.
-José Manuel Fuente: Ganó el Premio de la Montaña e hizo podio en las 3 grandes (esto último sólo lo han hecho Induráin, Contador y Sastre, creo), sólo en 3 años importantes de una carrera que fue muy corta, con sólo 8 años como profesional. Ganó 2 Vueltas a España.
-Óscar Pereiro: Fue claramente un gregario que un buen día cogió una "escapada-bidón" para ponerse líder del Tour, y que aguantó como un jabato en la montaña hasta que casi el último día perdió todo en la escapada de un Floyd Landis que luego fue descalificado. Así, Óscar Pereiro ganó el Tour de Francia de 2006 convirtiéndose con todo merecimiento en el 5º español que lo hacía.
-Roberto Heras: 3 veces ganador de la Vuelta a España (récord absoluto) como gran escalador y heredero de Perico Delgado. En el Tour coincidió con el dominio de Armstrong y poco pudo hacer después. Ganó una 4ª vuelta que perdió por un dopaje finalmente desestimado.
-Samuel Sánchez: Aún en activo, es el único español Campeón Olímpico en Ruta (en Pekín 2008). Además ha acabado 10 veces entre los 10 primeros de las Vueltas Grandes, y ha sido 4 veces podio en "monumentos" (igualado con Freire y Flecha y aún lejos de los 7 de Poblet)
-Igor Astarloa: 1 vez Campeón del Mundo (ese año tanto Valverde como Freire ganaron los sprints de sus grupos, pero le permitieron llegar escapado). También ganó la Flecha Valona y la Milán-Turín en una ocasión.
-Julio Jiménez: 3 veces Rey de la Montaña del Tour y la Vuelta, además de subcampeón en una ocasión del Tour. Ganó etapas en las 3 grandes.
-Joseba Beloki: 3 veces podio del Tour de Francia, se cayó en la siguiente edición y tuvo que abandonar cuando estaba poniendo contra las cuerdas a Armstrong. Luego, no levantó cabeza.
-Delio Rodríguez: Récord de 38 victorias de Etapa en la Vuelta a España.
-Txomin Perurena: 158 victorias en su completísima carrera.

-Y muchos más: Luciano Montero, Julián Berrendero, Bernardo Ruiz, Jesús Loroño, José Pérez-Francés, Francisco Galdós, Miguel María Lasa, Ángel Arroyo, Marino Lejarreta, Juan Fernández (3 bronces en Mundiales), Juan Antonio Flecha (4 veces podio en "monumentos" y única esperanza española de ganar en Roubaix o Flandes) y Joaquím Rodríguez (único ganador español del Giro de Lombardía y 4º español en ganar un "monumento", tras Poblet, Valverde y Freire, una vez había escrito ya este post), etc...

Los criterios seguidos son, primero dar preponderancia a ganar el Tour de Francia sobre Giro de Italia y luego Vuelta a España, dando también importancia al número de podios conseguidos en ellas. Después, dar gran importancia a Medallas Mundiales u Olímpicas, incluso más que a ganar una Vuelta a España. También valorar victorias en "monumentos" y otras "menores" en el resto de clásicas.  Y por supuesto dar algo más de importancia a pioneros que a corredores más recientes en caso de igualdad de palmarés.

Y en todo caso, que sirva este post para homenajear a Óscar Freire por todo lo que ha dado a nuestro deporte, y a todos los demás por exactamente lo mismo, dopados o no con helados vitaminados o lo que sea, pero luchadores todos. Aun así, un punto más a los limpios y otro menos a los que no lo fueron tanto, cazados o no.

11 octubre, 2012

En la calle, un 11 de octubre

Salida a deshoras, cansado de tanta pantalla, horas y horas consumiendo la vista y el sentido, cuando algún antepasado debía estar cazando mariposas y dando garrotazos en su cueva, o quizá ya muerto rondando los treinta. El sol ya ha caído, pero la brisa del último día de calor del año aún perdura. Mañana el otoño habrá entrado en todo su apogeo, y no quedarán más que saquitos, sayuelas y mantas. Adiós a la manga corta, pero esa es otra historia.

Subo la calle, mientras una mujer aparca, colocando su mano tras el reposacabezas del copiloto, intentando ver el bordillo, intuyendo el golpe con el coche de atrás, intentando no merecer el "mujer tenía que ser", intentando demostrar, consiguiéndolo. Más adelante un coche para en el paso de cebra, y unas chicas salen del gimnasio con sus pantalones piratas para estilizar figura, delgadas, no necesitadas de ejercicio, pero aun así deportistas entregadas. Cruzan la calle mientras miro adentro del estanco, siendo advertido por una clienta, que cruza una mirada conmigo, que distraído en otras cosas termino por desviar.

Las gimnastas entran en su portal, mientras una anciana camina junto a su hija ayudada por un andador. Ellas lo usarán seguramente en unos 50 años, hagan ese ejercicio que ahora realizan tan vigorosamente o no, porque es ley de vida. Quién sabe si fue deportista también esta anciana, a la que esquivo con cuidado a pesar de que llevo prisa. Una mujer de mediana edad me ve evitar grácilmente a la vieja señora y seguramente sigue mi ejemplo. Cruzo otra calle rápidamente, por un lugar prohibido, mientras las luces de un coche que se acerca me hacen pensar que si llega a ir mucho más rápido podíamos haber tenido un disgusto.

Llego nuevamente a otra acera, y justo está pasando una chica alta, mujer de pelo largo y ramo de rosas en sus manos, que camina con paso firme y una sonrisa por montera, quizá regalada en su aniversario, mujer guapa que enamoró a un enamorado, o quizá simplemente de algún anónimo avergonzado. Subo la calle viendo de lejos un hospital en el que no quiero acabar, y en el que ojalá o acaben nunca los míos. Mejor más cerca de casa, porque esto, quiera o no, no es mi casa.

Doblo la esquina, no sin reparar en los comercios que aún quedan en la calle, y en un par de parejas de hombres que quizá hablen de fútbol, o de toros, o seguramente más, de la crisis. Me cruzo con más gente, marea, pero ni los miro ni ellos a mí. Veo en verde el semáforo mientras una impaciente ranchera acelera y acelera. Otra mujer con andador cruza algo miedosa y lenta, mientras el conductor se desespera. Yo paso, pero intento no presionar a la mujer cuando quedo tras ella con el paso cerrado. Dejo paso a alguien que viene desde enfrente y termino de cruzar. "Paso para peatones" pone, y sólo veo trozos de acera rotos, mezclados con piedras, hierros y demás colgajos nada aptos para peatones, y menos para señoras con andador, pero eso son las obras, y esa es otra historia.



Continúo, ya a dos calles de mi destino, y voy detrás de una chica que camina flanqueada por dos amigos. De pronto uno de ellos mira hacia atrás, como si me intuyera y pensara que estaría celoso de él y de su suerte, pero no era el caso. Esquivo un árbol y su arriate, y con cuidado de no ser atropellado avanzo adelantándolos, mirando detalles que ya conozco de otras veces, y dándome cuenta que la heladería estará a punto de cerrar, y con todo esto llegando a mi calle de destino, que subo con rapidez. Apenas me fijo en detalles, pues la calle está más oscura, aunque sí cambio mirada con una chica morena de ropa blanca, y apenas miro a nadie más.

Cuando llego al cajero, saco dinero, el que queda, el poco que hay, y un dolor extraño recorre mi cuerpo por dos veces, lo que me preocupa, aunque queda ahí. Me vuelvo y paso el semáforo que me vuelve a beneficiar justo al llegar, camino a casa. A continuación, ahí está, a lo lejos, altiva, orgullosa y seguramente narcisista, una mujer de unos 35-40 años, bueno, no, un embutido de mediana edad con falda corta que apenas le deja andar decorosa y torpemente. Guapa, sí, y lo sabe. Después, la chica del teléfono que me había cruzado al subir la calle, de ojos azules pero de cara demasiado ordinaria continúa hablando por el móvil, pero ahora sentada, ya cansada.

Antes de volver la esquina me cruzo con estudiantes, "estudiantas", y con un par de raperillos, uno de ellos cuadrado de gimnasio, quizá creído, quizá no, pero orgulloso de ser así, seguro. Una anciana a pesar de ello cruza por enmedio de ellos y les obliga a separarse. Yo sigo, y sin apenas darme cuenta, adelanto a un padre que lleva a su bebé en un carro, a un grupo de chicas de universidad, una de ellas de más de metro ochenta, y a un yonki y su amigo. Luego, simplemente continúo calle abajo, cruzando los hierros y colgajos, al lado de un par de chicas y una señora mayor, y sin más dilación entro en el supermercado a gastar 10 euros más. Me saluda el dueño, y también el cajero, y sin pararme demasiado entro y compro los sobres en el estanco, ahora sí, sin duda a casa.

Despejado por la salida, ahora ya estoy listo, puedo volver al ordenador, a echar otras tres horas, o las que hagan falta, qué bien viene, de vez en cuando, la calle...

08 octubre, 2012

Poesía-experimento (3) en 390 segundos

Como ya hice un par de veces antes (poesía-experimento1, poesía-experimento2), lo he vuelto a hacer. Escuché los 10 primeros segundos de una canción, abrí el bloc de notas, la puse de nuevo y no paré hasta que acabó. Y como siempre, me quedé descansando...

Perdón por la métrica, pues sólo son cavilaciones, evocaciones que aquí comparto para que no se pierdan.

Canción: "Innuendo" (Queen)
Título: Recordando su vida, junto al chisco

Cuando salió a la calle, se dio cuenta de que todo había cambiado.
Todo estaba gris, difuminado, casi como un viejo recuerdo
Cuando saludó, su saludo parecía un hilillo fino y apocado
Todo era diferente, nada sabía ni olía a lo que solía

Se quedó inmóvil, pensativa
Se quedó petrificada en su propio cemento de pensamiento
Se quedó hastiada y angustiada, soñando quizá, durmiendo
Se quedó sin esperanza por frotarse los ojos sorprendidos

Sin embargo, había algo allí que tenía magia
Había algo allí que le recordaba al pasado
Era sin duda un lugar familiar,
Una postal sólo avejentada de lo que fue

Gritó pero sólo salieron unos imperceptibles sonidos
Golpeó la pared con todas sus fuerzas y sólo arrancó dos granos de polvo
Insultó a su suerte, y su suerte se rió en su cara
Miró con desdén, y el desdén le devolvió una carcajada desde el más allá.

Ahora, sin duda estaba amaneciendo en su corazón
De pronto todo cambió y la alegría inundó el día, la estancia
todo era de colores y florecía
Sí, estaba recobrando la vida esa estampa

Sí, era su pasado, su calle, su antigua vida, sus juegos
Su abuela, sus vecinas, sus corrillos, sus viejas tiendas de barrio
Era su pueblo, sí, era ese Porcuna que relucía como siempre
Colores, vida, brillo del sol, alegría en su corazón

Había llegado en el mejor momento, recordando aquel tiempo
Sí, pero sólo quedando ahora un recuerdo gris
Triste, mira al suelo como avergonzada por no ser ella misma
Por no haber sido consecuente

Coherente con aquella niña que soñó algún día un futuro distinto
Un futuro nada lejos de su tierra, de su más auténtica esencia
Una vida que en nada había cumplido sus expectativas
Pero a pesar de todo, aquella niña no había olvidado nada.

Aquella niña que ahora contemplaba esa postal gris,
Merecía lo que había tenido, el don que se le había brindado
Poder recordar palmo a palmo, brizna a brizna el pasado, y verlo tal cual
Como si estuviera allí, como si lo estuviera viendo ahora mismo...

Y para sí, sonreía, y las lágrimas por su rostro caían,
pero su corazón sin lugar alguno a duda era feliz...


(Es curioso cómo a mitad de la canción, más o menos, se produce un cambio en el ritmo, que luego continúa con un sonido de guitarra, y que al minuto o así vuelve a decaer para continuar como al principio. Es curiosísimo ver cómo la propia poesía-experimento "experimenta" ese cambio de ánimo en sus propias carnes.)

03 octubre, 2012

Civismo, incivismo

Inadaptados, incívicos, antisociales... Personas incapaces de mantenerse dentro del orden que otros han establecido para ellos, dentro de la cárcel moral que otros han preparado para que nadie saque los pies del tiesto, personas que no piensan como los demás, personas que tienen otros valores diferentes a los nuestros, a los buenos, o incluso nosotros mismos en ocasiones, que no compartimos cierta visión de "lo adecuado". Pueden ser tantas cosas... veamos algunos ejemplos. ¿Hacéis algunos de ellos? Yo seguro que sí, pero seguro que muchos me los perdonarán, y otros no. ¿Inadaptados, incívicos? Probablemente, pero personas al fin y al cabo, cada uno con sus fallos:

-Cruzar cuando el semáforo pone que quedan 2 segundos (no te va a dar tiempo y vas a obligar a los coches a que te esperen para arrancar). Ponte en el lugar de los demás.
-Dejar las magdalenas en la estantería de los detergentes, porque te has acordado que ya tenías (los trabajadores del súper se tendrán que dar ese trabajo extra). No me seas vaga.
-Tirar una colilla o un chicle al suelo (es sucio, contamina y obligará a un gasto extra al ayuntamiento). En tu casa no lo harías.
-Abrir rápido el ascensor y cerrar porque has visto a una persona abriendo la puerta de la calle y no quieres esperarte (obligas al ascensor a dar dos viajes y haces perder más tiempo al otro). Ponte en el lugar de los demás, y además sería tu buena acción del día.
-"Presionar" por detrás a una persona mayor que va andando con su marra, lenta, pausada e inseguramente (si se para en seco, te la comes y la tiras al suelo, y si se percata de tu prisa a lo mejor intenta aligerar, cae y se rompe la cadera). Ponte en su lugar, o simplemente piensa que podría ser tu abuelo, tu madre o quizá dentro de 40 años tú.
-No recoger el envoltorio de la pajita del zumo que se te ha caído mientras hacías senderismo, porque "da igual" (lo mismo que a ti te gusta admirar el bonito paisaje y las piñas y las ardillas, a los demás nos gusta, y nos asquea ver el envoltorio que has tirado). No me seas incívico.

Y como hoy no quiero aburrir, pues dejo a cada uno su imaginación y su propia conciencia para pensar cuáles de estas cosas y otras hacéis, hacemos mal, y qué podríamos cambiar o mejorar, y en qué podríamos contribuir para que los demás también lo hagan.

Lo dicho, dependerá de la cultura, del lugar, de la época del año, pero todos, todos podemos llegar a ser incívicos alguna vez. Así, que perdonemos a los demás y sepamos reconocer nuestros fallos también; pero entre todos, por favor, intentemos hacer este mundo cada día mejor.