31 diciembre, 2011

El hada azul, homenaje a la mujer española

Las tradiciones familiares no deben perderse, y deben repetirse año tras año mientras sea posible, porque si no, algo faltaría. Como todos los años, en mi pasada cena de Nochebuena se escuchó este poema:

El Hada Azul


Cierto día el Hada Azul,
quiso a la tierra bajar
y mandóse preparar
su gran carroza de tul.

Diciendo: "A cada mujer
de las diversas naciones,
les voy a dar tantos dones
como pueda conceder".

Bajó aquí sin dilación,
tocó su cuerno amarante
y acudieron al instante
una de cada nación.

Llamó y dijo a la italiana:
Tú tendrás ardientes ojos...
y tendrás labios tan rojos
que parecerán de grana.

Por tu cutis sonrosado,
dijo a la inglesa, serás
entre todas las demás
un tesoro codiciado.

Por tus nacarados dientes
le dijo a la austriaca luego,
verás quemar en el fuego
de amor a tus pretendientes.

A la mujer parisién
le dio una distinción,
ingenio, 'espriz', corrección...
y hasta corazón también.

Y así fue haciendo lo mismo
pródiga con todas ellas,
repartiendo entre las bellas;
a una sentimentalismo,
a otra ingenio, a otra blancura,
a otra claro entendimiento,
a esa otra un alma pura...

Así acabó sus dones,
que entre todas repartió,
cuando al terminar salió
de entre todas las naciones
una gallarda manola
muy joven, casi chiquilla,
que lucía una mantilla
de rica blonda española,
y que acercándose al Hada,
ruborosa dijo así:
Según veo para mí
no me habéis dejado nada.

Quedóse el hada un momento
suspensa de admiración
y fijando su atención en ella,
con acento dijo luego:
¿Tú qué quieres
que yo te pueda otorgar?
¿Tienes algo que envidiar
a todas estas mujeres?
¿No tienes el pelo acaso
abundante, negro, hermoso?
¿No tienes el porte airoso?
¿No hay en tu mirada clara,
rayos de sol que fascina?
¿No es tu sonrisa divina?
¿No es bellísima tu cara?
Entonces, ¿qué quieres?, di
si aún juntando a todas ellas,
resultan menos bellas que tú.
¿Qué buscas aquí?

Sin embargo, dijo el Hada:
yo no quiero que al marcharte
tengas porqué lamentarte
de que no te he dado nada.

Y mirando a la manola
dijo alzando más el tono:
¡¡¡A ver, que traigan un trono
a la mujer española!!!


PC: Este poema lo ha recitado siempre mi padre a petición popular, cuando llegaban ciertas ocasiones, reuniones familiares junto al chisco, nochebuenas y similares, siempre corazón en mano y espíritu ardiente, tal y como le enseñaron en la escuela allá por los años 40. Buceando en internet veo que es probable que la autora de la poesía se llamase Rosita Denia, maestra en las primeras décadas del siglo pasado.

26 diciembre, 2011

Cuando Freddy murió

Cuando Freddy murió, los homosexuales casi ni existían. Eran un mito que a algunos les daba miedo, a otros asco y a otros pena. A muchos incluso empatía y al resto plena identificación. Para muchos fue la confirmación de que existían definitivamente, y de que no se les podía ignorar por siempre, porque no eran más que seres humanos, como “nosotros”.

Cuando Freddy murió, el SIDA ya daba mucho miedo. El SIDA era un hechizo lanzado por una varita mágica, cogida por un malvado ser colorado, de patas equinas y rabo enrollado, y bigote, como el del señor Mercury. El SIDA era cosa de otros, pero cada vez se sentía más cerca, y daba miedo. Por una vez, por una sola vez, simplemente queríamos saber.

Cuando Freddy murió, muchos crápulas de la vida se alegraron, reaccionarios trasnochados, homófobos de carné, indignos y altivos repipis. Muchos también se entristecieron porque a ellos les esperaba exactamente lo mismo a la vuelta de la esquina, y muchos otros porque era un ser humano el que dejaba para siempre de respirar, para siempre, simplemente.



Cuando Freddy murió, la música era otra cosa. Era una época dorada de increíble creatividad, de un huracán de luces y colores, impregnando melodías celestiales que no se repetirán. Vestuarios transgresores y estilismos imposibles que alguna vez se verán arcaicos, pero que por entonces eran auténtica innovación, y puramente espectáculo.

Cuando Freddy murió, el mundo era otro, la información llegaba a cuentagotas, comparada con la de hoy. No sabíamos nada de nada, y los rumores ganaban habitualmente a la verdad y nos condicionaban inútilmente. Hoy en día jamás podría haber ocultado su enfermedad como lo hizo entonces, cuando apenas 1 mes antes nos enteramos de lo que le esperaba.

Cuando Freddy murió, el show continuó para muchos que fueron campeones, a pesar de que él estaba bajo presión y quería “romper” con todo mientras sonaba su rapsodia bohemia en la Radio Ga ga de Barcelona. Quizá él siguió cantando desde el cielo, como si se tratase de un milagro realizado con algún tipo de magia procedente de Zanzíbar.

Cuando Freddy murió, muchos no entendíamos algunas cosas, no podíamos descifrar toda la película, pero sabíamos perfectamente lo que estaba pasando. Algo muy chungo amenazaba con matar a millones y millones de personas, mientras insignificantes, los seres humanos intentábamos explicarnos por qué y descubrir cuanto antes una solución.



Cuando Freddy murió nos dejó un gran legado, su música, su forma de actuar, su apariencia, incluso sus errores, que le llevaron hasta el final, ejemplo a tener en cuenta para imitar lo bueno y eliminar lo malo. A mí me queda grabada esa sensación que tuve por entonces, en aquellos locos años de hace 2 décadas, cuando Earvin también cayó, cuando cayeron muchos otros. Hoy, todo habría sido distinto para ellos, y quizá nuestro amigo Freddy podría estar aún cantando arrugado, casi retirado como el señor Jagger, y habría creado junto a sus amigos de Queen 4 ó 5 grandes himnos más. Cuando Freddy murió, cuándo, hace ya 20 años.

21 diciembre, 2011

Elige es con ge, también para ex-buenos periódicos como Marca

La imagen de hoy certifica una vez más la decadencia de un medio de comunicación que antaño fue de calidad, y que ahora simplemente sirve para envolver trastos.

Obsérvense 2 errores en la captura de pantalla de hace un par de semanas: la primera es un increíble error ortográfico, que ya no puede ser achacado a un becario, sino que yo achacaría a los propios conductores de este periódico, que dudo que estén mejor capacitados que simples becarios. "Ha servido" es con hache.

Luego, encontramos un banner publicitario típico que te permite "elegir algo". En este caso es lotería de Navidad para el sorteo de mañana, y los que están desprestigiando su servicio de venta de lotería de la administración "Doña Manolita", y todos los demás servicios que prestan son los de Ventura24.es. De hecho yo no compraría lotería, porque así será, la suerte que da, conociendo su ortografía... (sí, otra rima, qué pasa).



Chicos de Marca, chicos de Ventura24.es, y por supuesto chicos de Doña Manolita: elige es con ge

16 diciembre, 2011

La vida sin errores no es vida

En una vida anterior, yo, como todos nosotros, fui otro señor. Bueno, anterior no, paralela, pues ese señor sigue vivo en un mundo que circula con una línea de tiempo siempre equidistante de la nuestra, por lo que no podemos verlo ni tocarlo, pero está ahí.

De vez en cuando, ese señor mayor que fui, me deja bucear por sus archivos. El otro día me lo permitió de nuevo, y encontré un texto interesante que compartir con vosotros. Un texto que desde su gran experiencia, proporcionada por los años, habla de los errores que cometemos en la vida. Aquí os lo dejo, literal:

"Qué complicado parece a veces vivir, qué fácil resulta dejarse llevar por el corazón y tomar una decisión acertada o equivocada. ¿Podemos siempre saber qué es lo mejor? Indudablemente no, pero la experiencia acumulada de tantos años debería ayudarnos. Dudo mucho que lo haga... yo sigo cometiendo los mismos errores que antes, mis amigos, mis hermanos los cometen, ¿puedo aprender tanto que por fin deje de cometerlos? Quién lo sabe, quizá hicieran falta 150 años de vida para de una vez ser capaz de no errar. Personalmente creo que sin errores la vida no tiene sentido, no tiene emoción, sería aburrida, inútil, insípida, irrelevante.

Recuerdo ahora viejas y enormes pifias de un pequeño chavalín con gorra blanca y piel de nácar, que con sus grandes ojos verdes abiertos de par en par para no perderse nada del mundo que le rodeaba, danzaba de aquí para allá ayudando a sus padres a sacar adelante el día a día. Daba igual una panadería que la pastelería, el puesto de verduras que el de la carne, era querido por todos, eran ensalzadas sus virtudes por las ancianas, por los hombres maduros, por las recién casadas. Sí, ese niño tan rico, el angelito que todas querrían tener por nieto, el sobrino, el hijo que esas recién casadas ansiarían tener. Sí, pero a pesar de todo cometía errores imperdonables, y ahora que pasaron los años, pudiendo ser ya marido, suegro, abuelo y cuántas cosas más, seguiría cometiéndolos y no les aconsejaría tampoco mi adopción.

Sin errores, no sabría ahora qué hice a lo largo de la vida, sin errores no tendría la mitad de lo que tengo, no habría vivido tanto, no habría sentido pena, alegría, tristeza, diversión, no tendría tantos recuerdos. Sólo habría vivido una perfección, un aburrimiento, y ahora que quizá a veces soy consciente de cuál sería el acierto y cuál el error, aún hoy que a veces la edad me da la sabiduría para actuar, me dejo llevar por mi corazón y me equivoco, y eso me hace sentir vivo."

12 diciembre, 2011

Mis mejores entradas (y 14)

Continuando la serie de mis 20 posts preferidos, que ya llega a la tercera centena, aquí va el siguiente.

--Post preferido del 326 al 350 (17-Feb-10 a 22-May-10)--

Los nuevos hombres del tiempo, en Internet

-Este post iba sobre... las páginas meteorológicas en Internet.
-La motivación para escribirlo fue... que ya había tenido varias discusiones con personas "mayores de 60" en las que vehementemente me insistían en la fiabilidad perfecta de esas páginas. Yo no quería creérmelo, así que decidí desenmascararlas haciendo un sencillo experimento. De hecho tiempo después volví a hacer un posts parecido desenmascarando de nuevo a una de ellas (Freemeteo)
-Tras los comentarios, mi opinión cambió en...  poco, ya que me reafirmaron en la poca fiabilidad que tienen estas páginas, que dan previsiones incluso a 14 días vista, cuando realmente no pueden. Creo que si yo hiciera una página acertaría igual o más que ellas (al menos en previsiones anteriores a 5 días).
-Me he decidido por él, porque... fue una entrada que me llevó bastante investigación, ya que tuve que estar una semana apuntando los resultados que daban, aunque mereció la pena. Además, claro, porque me salí con la mía, y por supuesto para si alguna vez una de esas personas "mayores de 60" me vuelve a discutir el tema, darle directamente la URL de mi blog con mi opinión y resultados empíricos.

08 diciembre, 2011

Halloween y OctoberFest, Granada10 también discrimina en fiestas extranjeras

Como digo otras veces, no quiero extenderme mucho, porque los alegatos, los sermones y las "chapas" (como dicen en Euskadi) ya están lanzados en muchos otros posts sobre el mismo tema. La idea es la de siempre: a pesar de que la feministas recalcitrantes siguen hablando de una discriminación que en realidad es casi inexistente, sólo lo hacen en una dirección, y cuando el discriminado es el hombre, callan como meretrices que son (es curioso que esta frase parezca tan aséptica cuando se usa la palabra meretriz).

Esta vez, la discriminación es la de siempre: discotecas que permiten la entrada y dan copas gratis a las mujeres, mientras que los hombres pagan todo religiosamente, con la contrapartida de que la discoteca estará llena de chicas, ganado marcado como reses a la espera de su vaquero...

Esta vez usan las fiestas extranjeras, que nada tienen de españolas, como cebo; cebo para Erasmus, para extranjeras ligeras de cascos que estudian o lo aparentan en nuestras tierras. Abanderando este tipo de denunciables eventos, la Granada 10, como siempre. Para muestra, dos tazas:




La primera es de una fiesta de Halloween, sí, aquello de las pelis USA. La segunda, aquí debajo es de la OktoberFest, sí, aquello de los alemanes que se hinchan de beber cerveza mientras unas rubias imponentes de abundante pechuga al aire y vestimenta típica bávara se las sirven con una sonrisa y coletitas adolescentes.



Siempre "free entrance for ladies", entrada gratis para chicas. Vuelvo a decir lo mismo: están tratando a las mujeres como objetos que sólo sirven para atraer a los hombres, verdaderos clientes que se gastan la pasta. Mientras, las feministas callan porque no les interesa: ellas, ganado ovino, minifalda, botas y escote de vértigo en ristre, acompañado de pintalabios último modelo, pestañas postizas, rimmel a borbotones y pintura más óptima para puertas que para otra cosa, entran gratis a la Granada 10, y encima les invitan a las copas, y entonces, como mujeres de vida alegre que son, callan...

PC: Que me disculpen los y las que deban, por el tono de este post, que se acerca al de Pérez Reverte en su columna semanal, son cosas de la edad...

03 diciembre, 2011

#Noeresporcunero si no mencionas a Porcuna en tu Twitter

Ahhh, las redes sociales, la web 2.0, 3.0, 15.4, 95.5 FM y demás numerillos raros. Ese escenario en el que “noconoces” a muchas personas, que revolotean alrededor de tu perfil cuales seguidores, fans, followers y amigos varios, en el que a veces te felicitan el cumpleaños personas que en la calle te vuelven la cara, o en el que a veces también vuelves a encontrar amigos de la infancia que jamás pensaste en volver a ver. Ahh, las redes, con todo lo bueno y todo lo malo que pueden conllevar.

Twitter es una de ellas, red de microblogging la llaman, porque en ella puedes escribir pequeñísimos posts de 140 caracteres que no dan para el análisis de una cuestión en absoluto, pero que son buenos para la difusión de textos más grandes mediante enlace, o para la viralidad de chascarrillos, frases acertadas, comentarios sembrados o chistes maléficos sobre políticos o famosos de diversos rangos. Todo lo podemos leer muchos desde nuestros ordenadores, pero cada vez son más los que acceden a ellas desde sus móviles con acceso a internet, que pronto serán la mitad de los accesos a la web 2.0.

En fin, que sin enrollarme más voy a lo que iba: un día empecé a ver en periódicos digitales sobre todo, cierta corriente de creación de etiquetas o “hashtags” en Twitter con el patrón “#noeres” + “gentilicio”, como por ejemplo “#noeresmurciano”, “#noeresjiennese” o “#noeresgranaíno” (al ponerle la almohadilla, el sistema permite que se pinche en la palabra y te aparezcan todos los demás que han puesto esa misma palabra sin tener que ir al buscador).

Así, me pregunté por qué ellos sí y nosotros no. Por supuesto que esto no iba a quedar así, así que decidí crear el hashtag “#noeresporcunero’, quizá con la idea simplemente de probar por primera vez cómo funciona esto de la viralidad, quizá con la idea de que fuera uno de los más populares o incluso Trending Topic nacional (una de las frases más escrita durante un día por usuarios de un país) o mundial, como casi llega a ser el asunto de la bandera de Porcuna en la celebración del PP en la calle Génova hace una semana.



La primera frase que se me ocurrió fue muy básica, nada que se pueda considerar brillante, pero se trataba de comenzar con algo que diera pie a que los porcuneros twitteros se animaran:



Luego se animaron muchos otros, ¡gracias a todos y todas (como diría la Aído)!:


Y muchas frases más que fueron saliendo durante el día de ayer y siguen hoy:

"si no sabes que son los violetes"
"si nunca te has dao un cuesco porque te has esfarao con el cerviquillo"
"si en tu infancia no has pasado las horas muertas en la sala de Macario"
"si no has ido a la casetica del Seba"
"si no has dicho ucha para señalar algo a alguien"
"si no dices jeringa en vez de churros jajaja"
"si no le compras un rasca al paillo en el botellón"
"si no te has comio un socialista en el pastelerito!!!!" (el último publicado hasta ahora, por Francis_GH7)

En menos de 2 días hay ya más de 60 tweets escritos por unas 20 personas con esa etiqueta, y los que quedan... Por eso, yo me puedo dar más o menos por satisfecho, porque no esperaba nada así, y veremos en qué acaba la cosa...

Es curiosa la forma en la que se extienden este tipo de corrientes o movimientos virales, que en minutos, en horas pueden llegar a cientos y miles de personas, y que si ellos se animan, pueden convertir algo en carne de telediario (véanse típicos vídeos de australianos haciendo el tonto o niños prodigio cantando como los ángeles o animales haciendo cosas sorprendentes, que acaban en boca de Matías Prats todas las noches).

En fin, acabo ya este post tan largo, orgulloso de que en estas últimas fechas, Porcuna haya estado cerca de ser uno de los temas más presentes en las conversaciones. ¡Ea!