28 abril, 2010

Por favor, que alguien les eche de una vez...

27 de abril de 2010. España llega al 20% de parados. Dice Manuel Chaves, ministro español:

"Se está produciendo una desaceleración en el aumento del Paro"

¿Dónde he oído eso antes? Con toda la caradura del mundo, este señor que gobernó como un cacique Andalucía, repite la misma frase que llevan diciendo en el gobierno de España desde hace más de un año. ¿Hasta cuándo va a seguir la población sin rebelarse? ¿Hasta cuándo vamos a seguir sin salir a la calle por lo que realmente importa? ¿No salimos a la calle por "tonterías" como la ley del aborto, la retirada de las tropas de Irak, los gays y lesbianas, las memoria histórica o la muerte al fin y al cabo de una sola persona a manos de ETA? ¿Ahora que no tenemos trabajo para dar de comer a los nuestros no vamos a hacer nada? No queremos que el aumento del paro se desacelere (y así no suba tanto). Queremos que bajéis ese paro, que para eso estáis ahí.

Han conseguido doblar las cifras de paro que les dejó el gobierno del PP hace 6 años, han puesto a España al borde del colapso. Negaron mes tras mes hubiera crisis, con la famosa "desaceleración". Al final reconocieron que la había, y así, eufemismo tras eufemismo engañándonos a todos se mantienen en el gobierno ante nuestra pasividad. Sí, es culpa de todos nosotros. Yo, por mi parte reconozco que apenas estoy haciendo nada. Escribir en un blog o mandarles mails a Ministerios y Consejerías es demasiado poco. Eso sí, en 2012 no les votaré, eso seguro amigos... Espero que por muy de izquierdas que seáis, no demostréis un solo dedo de frente votándoles, porque así sólo decís que estáis de acuerdo en que nos sigan mintiendo. Quizá estos gobernantes uni-neuronales simplemente sean, lo que nos merecemos...

24 abril, 2010

¿Parcial o imparcial?

"Desconfía de los imparciales, porque ellos son impredecibles"

Es curioso: todo el mundo alaba las virtudes de la imparcialidad como modo de encontrar la justicia, frente a la parcialidad, tan mala, tan amiguista, tan prevaricadora, pero... a la hora de la verdad, ¿qué preferiríamos?

Los parciales son muy fáciles de encontrar por la calle, muy sencillos de identificar. Pondré varios casos:
-Socialista que pese a la profunda crisis económica sigue diciendo que no hay crisis.
-Madridista que dice que no fue penalty, cuando un rival chorrea sangre en el área.
-Friki de Matrix que dice que Matrix 3 fue una gran película.
-Amante de las procesiones malagueñas que dice que las de Málaga son las mejores del mundo.


Vale, a todos estos se les ve venir. Tú sabes con una enorme exactitud las declaraciones que va a hacer un dirigente del PP, un aficionado del Barça, un amante de las procesiones sevillanas o un crítico de cine; y sabes que serán exactamente las contrarias a las de los citados arriba. A los parciales se les ve venir. Pero... ¿y entonces cómo decidir quién gana una discusión cuando las posturas están tan enfrentadas?

Aquí es donde de toda la vida han entrado los imparciales, los neutrales, los suizos, los de sangre de horchata, los poco bizarros (usando la acepción que sólo entienden los mayores de 30 años), los pusilánimes quizá. Su labor es clara: decidir entre un polo y otro quién gana la discusión. Y aquí es donde viene el gran problema: ¿vamos a ponernos en manos de gente así?

Analicemos un poco: España marca un gol en posible fuera de juego ante Italia en la final del Mundial. El aficionado español dice que era jugada válida, y el italiano despotrica del árbitro por un "clarísimo fuera de juego". Ambos preguntan a un acompañante egipcio, supuestamente imparcial, esperando en ambos casos recibir la razón. Aquí hay 3 opciones:

1- El egipcio dice que cree que es fuera de juego... ¡El español se indigna, porque claramente se ve que está en línea.
2- El egipcio dice que no es fuera de juego... ¡El italiano se enfada, porque se ve que está un pelín más adelantado el brazo.
3- El egipcio no quiere meterse en problemas y se pide otra cerveza.

En fin, haga lo que haga el imparcial va a quedar mal con uno de los dos (¡o incluso con los dos, a no ser que pida 2 cervezas más invitando a sus compañeros!). Realmente, pensemos el caso de la crisis económica, por ejemplo: es probable que al comenzar la crisis, los del PP y PSOE preguntaran al imparcial, y dijera que no había crisis, así que el del PSOE se quedaba contento al preguntarle y seguía preguntándole con tranquilidad, hasta que un buen día el imparcial dijo: "pues algo de crisis sí que hay". Entonces los demonios llevarían al del PSOE: ¡El imparcial ha cambiado de idea, es impredecible! Y viceversa.

Yo desde aquí quisiera alabar las tertulias polarizadas, esos debates de 6 personas en los que 3 son radicales de una postura, y los otros 3 completamente contrarios. Quisiera alabar eso frente a debates de 4 personas en las que hay 2 imparciales, y otros 2 ligeramente de un lado y de otro (aparte de que esta última tendría mucha menos carnaza y espectáculo). ¿De dónde es más fácil que extraigamos alguna conclusión? Pues yo creo que del primer debate. El primer debate nos muestra las dos posturas más radicales, más enfrentadas, y nos permite ir pensando qué lado nos cae peor de los dos (lo que nos indicará hacia cuál estamos más cerca). En realidad estaremos en contra de todos los contendientes, por radicales y exagerados, pero eso sí nos permitirá discenir claramente las posturas. El debate pusilánime, en cambio, no nos permitirá mucho, porque ninguno se balanceará hacia ningún lado, y eso no nos dejará ideas claras ni postura a la que agarrarnos como nuestra.

Sí, prefiero a los parciales, porque ellos son completamente predecibles. Para imparcial, ya estoy yo si me apetece...

20 abril, 2010

Señores, señoras, compañeros de generación: Han pasado 20 años

20 de abril de...

20 de abril del 90.
Hola chata, ¿como estás?
¿Te sorprende que te escriba?
Tanto tiempo es normal.

Pues es que estaba aquí solo,
me había puesto a recordar,
me entró la melancolía
y te tenía que hablar

¿Recuerdas aquella noche
en la cabaña del Turmo?,
las risas que nos hacíamos
antes todos juntos.
Hoy no queda casi nadie de los de antes
y los que hay han cambiado,
han cambiado, ¡Sí!

Pero bueno, ¿tú qué tal?, di,
lo mismo hasta tienes críos
¿Qué tal te va con el tío ese?,
espero sea divertido.

Yo la verdad, como siempre,
sigo currando en lo mismo,
la música no me cansa
pero me encuentro vacío.

¿Recuerdas aquella noche
en la cabaña del Turmo?,
las risas que nos hacíamos
antes todos juntos.
Hoy no queda casi nadie de los de antes
y los que hay han cambiado,
han cambiado, ¡Sí!

Bueno pues ya me despido
si te mola me contestas,
espero que mis palabras,
desordenen tu conciencia.

Pues nada chica, lo dicho,
hasta pronto si nos vemos
yo sigo con mis canciones
y tú sigue con tus sueños.


---20 de Abril (Celtas Cortos)---
"Seguid todos con vuestros sueños, se cumplirán..."

Esta canción va dedicada a todos los nacidos entre 1975 y 1985 (por acotar). Señores, señoras, compañeros de generación, sí, esto es real: ¡Han pasado 20 años! 

Muchos no levantábamos muchos palmos del suelo cuando los Celtas Cortos, uno de los grandes grupos para nuestra generación, publicaban esta canción. Muchos de los nuestros han cambiado, nosotros somos casi irreconocibles, siempre manteniendo nuestra esencia, lo que somos, lo que seremos siempre. 20 años que se nos han ido entre las manos, 20 años que son casi nuestra vida entera, que ojalá no sean ni un cuarto cuando "esto" se acabe, pero que al fin y al cabo ya forman parte de nuestra historia. Chicos, chicas, generación mía, ahora nos toca: somos los adultos del siglo XXI, ¡a escribir el futuro de los próximos 20 años, porque ése, es nuestro!

17 abril, 2010

La TDT, tecnología que nos hace retroceder

Creo que pocos albergábamos dudas de lo que iba a pasar con la llegada de la TDT. Bueno, más bien con la llegada del apagón analógico, que nos obligaría por la fuerza a ver la televisión del futuro...

El gobierno español, en complicidad con un montón de compañías fabricantes de aparatos y coaccionando mafiosamente a los españoles, nos ha llevado a esta situación. No tenían por qué haber desconectado la analógica, lo que podría haber servido a muchos pueblos para poder seguir viendo la tele, cosa que ya no hacen... Pero no... la han desconectado para obligarnos a pasar a la TDT. Por ejemplo, yo no me habría pasado a la TDT y conozco numerosísimas personas que tampoco lo habrían hecho si no se les hubiera obligado casi "a punta de pistola" a ello.

Y aparte estaría el tema de haber vendido en España aparatos antiguos que no pueden decodificar la señal en HD (Canal Sur HD emite hace tiempo y casi nadie en Andalucía puede verla), cuando los aparatos que sí pueden están a la venta hace años en Europa. ¡Nos venden aparatos ya obsoletos para que en un año tengamos que volver a gastarnos 30-40 euros en otro TDT!  ¡Que dimitan Zapatero y el ministro de industria inmediatamente por esto!  No, claro, el PP no pide eso porque también está implicado en el asunto. Una vergüenza.

En fin, una imagen vale más que mil palabras: Granada, centro ciudad, siglo XXI, 2 semanas después del apagón analógico español que obliga a todos a ver cualquier canal por la TDT, en la calle está lloviendo no muy fuerte. En un 5º piso, así se ve una de las 3 principales cadenas: Antena 3



No quiero despedirme sin dar las gracias a José Luis Rodríguez Zapatero por esto. Que Antena 3 y sus anunciantes se las den también, porque en este piso de Granada, hoy tuvimos que cambiar de canal para ver a la competencia. Si esto hubiera pasado hace 1 mes, podríamos haber visto Antena 3 en analógico y con algo de "nieve". Allá vosotros, yo al menos, ya no veré esas tandas de anuncios... Dinero que no ingresarán las marcas, de mi bolsillo y del de otros. Y así nos va, la tecnología nos hace retroceder al pasado, es obvio.

13 abril, 2010

Más de discotecas discriminatorias en Granada

Este post ya es más de archivo que otra cosa, como fotolog de la vergüenza. Algún día les mandaré todos estos post de está bitácora a la Ministra de Igualdad, doña Bibiana Aído, que en ese momento palidecerá, enmudecerá, dimitirá y no sabrá qué responder, evitando el tema luego con ese enorme rostro que tiene, para finalmente volver a mostrar que su Ministerio es más de Desigualdad que de otra cosa, y que en su política, los hombres, el 50% de la población española, no pintamos nada.

Esta vez pongo 2, la primera es en la discoteca 'Roca de Jade' de Granada, las chicas no pagan, los chicos pagan 6 Euros. Más claro el agua...


"Entrada Gratis para Chicas, Chicos 6€ con ConsumiSión"


La segunda es parecida, sólo que en este caso es de un pub latino llamado 'Habana'. Lo pone en inglés, supongo que será para los ingleses. Las primeras 25 chicas tendrán un cóctel gratis. Luego también pone algo de "Ladies free access", así que ellas entran gratis también.

"Firts 25 ladies will receive a special cocktail". "Ladies Free access!"

Nuevamente insisto: estas discotecas violan claramente la Constitución Española con la connivencia de Bibiana Aído. Es un reclamo, Bibiana Aído les dice a los granadinos: "las chicas, puros floreros, estarán dentro. ¡Ánimo chicos, están ahí dentro para vosotros, para que hagáis con ellas lo que queráis: embarazos, enfermedades de transmisión sexual, novios con cornamenta, maltrato, etc..."

09 abril, 2010

Cuatro añazos

Parece que fue ayer, y ya llevo cuatro añazos (no, no vivo con un gato, ¡añazos!, no arañazos). 4 años que pueden ser una vida entera, que pueden ser el 4% de una vida, que pueden ser un gran contrato de trabajo, de investigación, que pueden también no ser: cuatro años sin ver a una persona, sin trabajar, sin fumar, sin pedir perdón, sin ganar nada, sin ducharse, sin comer lentejas. 4 largos años, 1465 largos días.

Esta vez no predeciré el final de esta bitácora (lo que probablemente sea su fin, hala, ya lo predije), pero recordaré que muchas que nacieron en aquel 2006 ya acabaron, o perdieron enormemente su ritmo de publicación. La mortalidad de las bitácoras es casi cercana al 100%, ¿casi?, ¿eso implica que a la muerte del autor perviven? Bueno, quizá no, pero...¿y las bitácoras multiautor?...

En fin, han pasado muchas cosas en el mundo, en mi vida, en las vuestras... que en esta pequeña anotación cumpleañera no hay espacio para contar; no obstante, hemos disfrutado mucho de la vida, hemos pasado el rato, hemos reído y hemos sido felices. Sí, siempre felices, olvidemos lo malo, no tiene sentido. En todo caso, quisiera volver a recordar  por qué estamos aquí, y por qué internet es y va a ser tan importante: nos permite decir a todos lo que pensamos, lo que queremos, lo que tenemos ahí guardado en lo más hondo de nuestra alma, lo que no nos atreveríamos a decir ante un auditorio de 1000 personas, o en el mismísimo telediario de Matías Prats por miedo al qué dirán. Seguro que todos tenéis algo que contar, algo que aportar. Como digo siempre: Contadlo, porque si no lo hacéis vosotros, nadie lo hará, y se pierde...

04 abril, 2010

Papá, ¿los hombres somos malos?

Luz baja, un padre y su hijo pequeño están sentados tranquilamente en su casa africana, junto al fuego, quizá frente a la tele, quizá delante de un dominó o unas cartas. La situación se presta a conversaciones trascendentes, de hombre a hombre, a divagaciones, a preguntas comprometidas. De pronto el hijo mira a los ojos a su padre y le pregunta con voz algo temblorosa:

-"Papá, ¿los musulmanes somos malos ?"

La pregunta resuena dentro de la cabeza del padre, taladra sus oídos, devana sus sesos, tintinea por sus cavidades, restalla por su pituitario, cóclea y retina, golpea en su entendimiento y finalmente desgarra su alma. Una pequeña lágrima asoma por sus ojos, y un quejoso semblante aparece en su rostro. El niño clava sus grandes e inquisitivos ojos en la cara de su padre esperando respuesta. Al fin, el padre recompone el gesto y responde:


-"No hijo, los musulmanes no somos malos, es sólo que esta sociedad nos persigue como una moda que dura ya mucho, pero tranquilo, algún día pasará".

El niño tarda un segundo en contestar:

"Entonces, ¿por qué en la televisión siempre dicen que venimos a quitarles el trabajo a los españoles, que utilizamos mal la Sanidad pública, que ponemos bombas, que estrellamos aviones, que nos dedicamos a robar..."

El padre se queda blanco, y sólo acierta a repetir:

"Hijo, tú no eres malo".


Esta frase se podría repetir en distintas partes del mundo, con distintos acentos, con distintos colores:
-¿Papá, los gitanos somos malos?
-¿Papá, los negros somos malos?
-¿Papá, los madridistas somos malos y prepotentes?
-¿Papá, los rumanos somos malos y ladrones?
-¿Papá, los palestinos somos malos y terroristas?

En todos los casos, un denominador común: el espíritu de un niño, su corazón aún intacto, rojo, latente, sin rasguño alguno practicado en él por una vida hostil y canalla. En todos los casos el alma rota de un padre que ha sufrido durante años ese estigma, y que sabe que a su hijo probablemente le espera lo mismo. En todos los casos, una profundísima reflexión sobre la vida, partiendo de un niño pequeño, de quizá 6 años. En todos los casos, la impotencia de un padre al no poder satisfacer la demanda de su niño.

No, ciertamente no son malos, aunque los medios de comunicación diariamente digan lo contrario, aunque la sociedad diariamente diga algo distinto. Los gitanos, los musulmanes, los negros, los rumanos, los palestinos. Malos habrá entre ellos, pero dudo mucho que ese niño que hay detrás de esa cruda pregunta lo sea. Ese niño no tiene por qué sufrir también ese estigma cuando sea grande.

Y a todo esto, reflexionando yo sobre la vida en esta humilde botella, y sin esperarlo, tras escuchar una noticia sobre violencia doméstica y feminismo, escucho de un niño español, de raza blanca, y con esos mismos grandes y curiosos ojos, la más cruda de las preguntas, que literalmente me parte el alma:

"¿Papá, los hombres somos malos?"

Y supongo entonces que la respuesta será la misma: "Hijo, es sólo una moda, algún día pasará"...