23 noviembre, 2006

Los nuevos animales fluorescentes, ¡ya a la venta!

Increíble la noticia que salía hace meses en algunos medios: por fin se habían “fabricado” cerdos fluorescentes. Sí, tras un duro proceso con muchas dificultades técnicas y biológicas se había conseguido inyectar células de algas verdes marinas en un cigoto de cerdo, que daría lugar a un animal normal como los demás, pero con una particularidad muy curiosa: brillan en la oscuridad, son fluorescentes, tanto su piel como sus órganos internos. Sí, hace tiempo que el hombre ha empezado a jugar a ser Dios, y como Dios hiciera cuando creó el mundo (o no, porque se supone que todo lo sabía), el hombre está probando cosas para ver cómo puede mejorar las plantas y animales que le rodean para su beneficio particular (casi nunca pensando en el beneficio general de la Naturaleza).

Cliente-“Hola, quisiera una chuleta de cerdo, pero del fosforescente por favor”.
Camarero-“Un momento caballero, nos tiene que decir si quiere que brille en verde clorofila o en amarillo fosforito”.
Cliente- “En verde, claro”.
Camarero- “Bien, un momento”.
Al rato obtenemos el filete, y en efecto brilla en colorines, e incluso las patatas nos saludan contentas de que nos las vayamos a zampar. Sí, la salsa brilla como con purpurina y en el plato hay una rama azul de perejil. ¡Maravilloso mundo este de la genética!
¿Y quién ha pensado en los cerdos? Claro, no tienen el mismo valor que un ser humano y se les puede hacer todo como a cobayas. ¿Se creará quizá una subespecie de cerdo mejor adaptado a las circunstancias que acabará con el puerco común? Quizá los mejores “gourmets” lo incluyan entre los platos más deliciosos y los restaurantes pongan en el menú un buen filetón fluorescente de jabalí. ¿Son posibles las personas fluorescentes? Eso lo dejo ahí, pero seguro que sí, y entonces no hará falta encender la luz por la noche porque bastará con "brillar" un poquito para mirar la hora del despertador, o cuando se vaya la luz no hará falta ir por una vela, no, porque nuestro hermano puede hacer de lámpara por un ratito. ¡Qué emocionante, ya estoy impaciente por verlo!...
Vale, esto se ha hecho para ayudar en los transplantes, y llegamos al interrogante ético de siempre: ¿están la Naturaleza, el planeta, el Universo y todo lo que hay en él a simple disposición de esta especie (los humanos) que está al borde de provocar un colapso por su superpoblación y maltrato al mundo que le rodea? ¿Vale todo? La respuesta es que sí, que vale todo, pero algún día pagaremos el precio que tiene todo esto. Algún día la liaremos y entonces no habrá marcha atrás ni nadie a quién llamar para que nos lo arregle…

Inyectaremos unos animales en otros, unas plantas en otras, unas personas en otras, y no sabremos ni lo que tendremos. A pesar de todo, sigo feliz, aún sin ser transgénico, y pienso si quizá ya el año que viene haya un pavo fluorescente en mi menú de Nochebuena.

9 comentarios:

infopoeta dijo...

Estaría bien ser fluorescentes si se pudiera elegir cuándo brillar un poquito, como tú dices, pero me da que no debe ser tan controlable...

De todas formas, estaría bien que te mutaras a pelo brillante, luego cuando te lo vayas cortando puedes dejarlo en sitios en que falte luz, y como es rojo, sirve hasta para revelar fotos ;). Lo cual nos lleva a que la fluorescencia personal condiciona los trabajos desempeñables... uhmm

Fran dijo...

Macho el cerdo fluorescente tiene que ser como que el último paso en la evolución o algo, Darwin tiene que estar negrísimo xDD.

Pues yo no quiero ser fluorescente, vayamos a que me toque el color rosa y la hemso liao xDDD

salu2

IceFran dijo...

yo soy fran xP

Javi dijo...

infopoeta: Bueno, no sé, sería como un nuevo "poder" que tendríamos que aprender a controlar. Y nada, ya estamos impacientes por ver tu nuevo ensayo "la fluorescencia personal condiciona los trabajos desempeñables", xD.

fran: xDDD, sí, el ser rosa condicionaría tus relaciones personales un poquito... pero bueno, seguro que tiene ventajas.

icefran: ya ya, nadie negó que no te llamaras Fran, pero ya que estabas podías haber comentado algo... XDDDDDD

Javi dijo...

MINI-POST DENTRO DE ESTE POST

Ja, adoro mi “profesionalidad” (ironía, claro): Cuando no debería estar poniendo nada por falta de ganas, me pongo a hablar de animalitos de colorines… ja. Es un poco en plan: “lo único que me apetecería decir es que todo es un asco, pero paso de calentar la cabeza y me lo guardo”, y me pongo una mascarita de normalidad (pese a que luego aquí lo ponga y se sepa que realmente es una máscara, pero bueno).

La gente se dedica a “hundir mi flota” últimamente, y creo que (como a un ser al que quiero mucho) tampoco me quedan barcos...

Espero nuevas “botaduras” con ilusión, pero no sé si me merece la pena volver a echarme a la mar, porque siempre consigo hacerlo naufragar todo...

Javi dijo...

Bueno, después de la tormenta siempre llega la calma. Al final del día sí recibí bastante "agua", y creo que vuelve a merecer la pena echarme a la mar.

Fran dijo...

jaja lo que pasó es que firmé sin querer con la cuenta de gmail y luego con la de blogger para aclararlo.

Qué lío joer pa qué cambiarán ná :P

salu2

tutty dijo...

yo... quiero un riñón azul fluorescente...
donde tengo que pedirlo?

d_yanera dijo...

El ser humano es la especie más despreciable y destructiva que habita la Tierra y algún pagaremos por ello. Pobres animalitos indefensos ante tanta tortura y experimentación. A veces me da asco ser una persona. Lo que se merece nuestra raza es la extinción, sin nosotros el mundo sería mucho mejor y todos los animales podrían vivir en paz y felices. Y lo más triste es que encima presuman del hallazgo.